El clásico de George Orwell ‘Rebelión en la granja’, adaptado al videojuego

No es la primera vez que hablamos por aquí de videojuegos y su relación con la literatura en la forma de adaptaciones de obras literarias al universo del entretenimiento electrónico o, también, juegos que se mueven en narrativas centradas en los libros. Recientemente hacíamos mención al desarrollo de una versión de Walden, la vida en los bosques, de Henry David Thoreau, al formato de aventura gráfica de supervivencia. También nos referimos en su momento a Memoranda, un videojuego independiente que intentaba plasmar en la pantalla el pensamiento mágico de Haruki Murakami. Ahora le ha llegado el turno a George Orwell con la adaptación de su obra político satírica Rebelión en la granja, anunciada justo cuando se cumplen 72 años de la publicación de la novela.


image

Un fotograma del filme animado de ‘Rebelión en la granja’ (1954)

En Rebelión en la granja Orwell mostraba una sátira brutal del régimen soviético liderado en aquel entonces por Stalin. Además, servía al autor para reflexionar sobre los peligros del poder y su capacidad de seducción para corromper a aquellos que lo ostentan y que, en un buen número de casos, les conduce por el camino de la tiranía. Con la metáfora de la rebelión de los animales contra los humanos, Orwell construye una fábula que, como tal, nos ofrece un serio aviso sobre los peligros que siempre acechan a la democracia y la facilidad con que se corrompe. El autor, en su momento, se encontró con multitud de dificultades para publicar el libro, y denunció entonces que “la cobardía intelectual es el peor enemigo al que se enfrenta un escritor o periodista”.

El juego, aún en fase de desarrollo intensivo, toma como punto de partida los momentos previos al comienzo de la revolución animalista de la historia, convirtiendo al jugador en uno de los animales de la Granja Manor. Además de asistir a estas intrigas revolucionarias, el jugador también deberá asumir el papel de gestor de la granja y tomar decisiones sobre las instalaciones y sus habitantes.

Nos encontramos, por tanto, ante un videojuego que mezcla los géneros de aventura y construcción/gestión de recursos, lo que, con el debido equilibrio, puede dar como resultado un cóctel interesante. Según los desarrolladores, el juego “combinará las opciones de historia y el funcionamiento de la granja en una narrativa consistente, dando a los jugadores la oportunidad de experimentar las consecuencias de sus decisiones de primera mano”.

Partiendo de esa base, puede ser curioso ver la evolución del propio pensamiento del jugador al afrontar el curso de unos acontecimientos que conducirán al comunismo y cómo ese mismo jugador actúa ante la opresión y la disyuntiva de convertirse o no en un tirano opresor. Así, Irme Jele, uno de los miembros del equipo de desarrollo, afirma que “este viaje personal a través de la ficción puede permitir a nuestro público comprender mejor los motivos de los poderosos y su propio lugar en una sociedad cada vez más dividida que lleva las marcas de los regímenes totalitarios”.

El equipo de desarrollo de esta adaptación está formado por nombres de prestigio de la industria como el mismo Imre Jele, diseñador principal y fundador de Bossa Studios, que ya hemos mencionado; Andy Payne, fundador de Just Flight y AppyNation y antiguo miembro de Mastertronic; Georg Backer, encargado de la producción y desarrollador de A Brave Plan y la franquicia Fable; Jessica Curry, ganadora del Bafta que será la compositora de la música en este título tal como lo fue de Everybody’s Gone to the Rapture y Dear Esther y Kate Saxon, de los equipos de Mafia III, Alien: Isolation y Witcher 3 y que será la directora de sonido y voces del juego. El videojuego de Rebelión en la granja cuenta con el pleno apoyo y la implicación de los gestores del legado de George Orwell, que están velando por que el juego respete la idea que subyace en el icónico texto.  

image

George Orwell

Según indican los desarrolladores del juego, el momento geopolítico actual es el ideal para abordar las ideas planteadas por el libro de Orwell, un momento en que “hemos comenzado a ver a algunos gobiernos usar un lenguaje extrañamente similar a los regímenes opresivos del pasado. No puedo evitar sentirme desafiado personalmente a crear una adaptación de Rebelión en la granja, ya que yo mismo crecí bajo un régimen comunista. Es responsabilidad de todos hablar en contra de la opresión y esperamos hacer nuestra pequeña parte creando este juego”, afirma Irme Jele en una entrevista para gamesindustry.biz. Sobre la novela, Jele sostiene que “el escenario, los personajes y sus conflictos encajan perfectamente en un juego. Sin embargo, traducir la historia original de Orwell a una forma interactiva es un reto por la enorme responsabilidad que presenta. No estamos construyendo un juego indie, sino que se confió en nosotros para adaptar una de las obras literarias más importantes de la historia humana”.

Esa responsabilidad pesa para Jele, pero también aporta al equipo el acicate necesario para no callar sobre la profunda crisis política y social que vivimos en la actualidad y para crear una narrativa interactiva sobre un tema tan complejo. Así, menciona Jele, “es el momento adecuado para nosotros como creadores, ya que somos lo suficientemente maduros como para asumir la responsabilidad, es el momento adecuado para el público como jugadores que están interesados en experimentar temas y asuntos más sofisticados, y es el momento adecuado para la sociedad a medida que nos adentramos en una era incómodamente similar al universo descrito por Orwell”.

Otros videojuegos se han acercado al mundo de George Orwell, no con adaptaciones directas de su obra pero sí con recreaciones de las ideas que transmite. Es el caso del reciente Orwell: Keeping an Eye On You, un título de exploración narrativa desarrollado por Osmotic Studios y editado por Surprise Attack en 2016. En él, el jugador vivirá en un mundo distópico en el que deberá actuar a modo de Gran Hermano que todo lo ve; de este modo, asumirá el papel de un monitor o vigilante de una intranet gubernamental llamada Orwell que, ante graves actos y amenazas terroristas, monitoriza la red y las redes sociales en busca de pistas. Evidentemente, esto deriva en que se inspeccione más allá de los límites legales al penetrar también en las comunicaciones personales y privadas que se consideran amenazas de forma arbitraria. La evocación de 1984 está clara en una trama que nos habla sobre los límites de la libertad y los peligros que subyacen en una sociedad capaz de rendirse ante la falacia de ceder la propia privacidad en pos de una mayor seguridad. Al igual que en la adaptación de Rebelión en la granja de la que hablamos aquí, el objetivo del juego es servir de altavoz y aviso de los graves problemas políticos que nos rodean y que afectan, entre otros factores, a las libertades personales, empezando por la de expresión.

image

Una imagen del videojuego ‘Orwell: Keeping an Eye On You’

Orwell: Keeping an Eye On You, además, tendrá una continuación recientemente anunciada que nos pondrá en la tesitura de decidir qué es verdad y cuánto vale ésta. Como indican los desarrolladores, esto lleva un paso más allá los planteamientos del juego original. Titulado Orwell: Ignorance is Strength, situará al jugador como oficial de un programa secreto del Gobierno que identifica verdades y también las fabrica según decida en cada momento. En palabras de los diseñadores, el juego está "inspirado por el surgimiento de noticias falsas (el fenómeno de las fake news), la cámara de resonancia que producen los medios sociales y la muerte de la “verdad” como tal. […] El jugador debe decidir por sí mismo hasta dónde llegará al servicio de su país y si la verdad es sagrada o la ignorancia es fuerza". Junto con Rebelión en la granja, un par de títulos que nos permitirán profundizar en el pensamiento de George Orwell en una plataforma nueva con una narrativa diferente y que, quizás, hagan más accesible su obra a un público actual.

Hasta el momento pocos datos más se conocen sobre el videojuego de Rebelión en la granja, hasta el punto de que aún no se ha publicado ninguna imagen que nos muestre el aspecto que tendrá el escenario del juego. Lo que sí se sabe, aún de forma vaga, es que saldrá para PC y otras plataformas, aunque no hay fecha de lanzamiento ni precio.   

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario