Los hábitos diarios de los creadores

A Kafka, Flaubert o Picasso les gustaba escribir/pintar hasta altas horas de la noche (en el caso del checo, casi contra su voluntad, porque padecía de insomnio). A Balzac le gustaba comenzar su labor creativa a la una de la mañana. A Murakami y Voltaire, sobre las cuatro, también de la mañana. Dickens pasaba unas tres horas al día paseando por las calles de Londres (así se entiende su maestría para retratar su ciudad y a quienes vivían en ella). Victor Hugo, de cuyas costumbres ya hablamos en otro artículo, tomaba durante una hora cada día, de once de la mañana al mediodía, un baño helado en la azotea. Entre las tres y las cuatro de la tarde visitaba a su barbero y, de ahí, a casa de su amante, donde se quedaba un par de horas.

image

Son algunos de los datos que reúne este gráfico de Podio (en este enlace hay una versión interactiva que detalla las actividades de cada creador), elaborado con información procedente de sitios como el libro de Mason Currey Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas, entre otras fuentes. Uno de los detalles que llaman la atención de la infografía es que casi todos los autores que aparecen en ella pasaban varias horas al día con familia y amigos. De hecho, Dickens dedicaba siete horas diarias a sus seres queridos. Mary Flannery O’Connor iba más allá: entre el mediodía y las nueve de la noche, se entregaba a sus hobbies, sus invitados, pintar y cuidar a sus pájaros. Sólo trabajaba tres horas al día, las mismas que dedicaba a ir a la iglesia.

También llama la atención la rutina diaria de Kingsley Amis. Una hora y media para desayunar, tres horas y media de trabajo, tres horas y media para almorzar (con una copa antes y un café después), media hora de siesta, un par de horas más de trabajo y, desde las siete de la tarde hasta pasada la medianoche, cena con la familia, tele, sofá y whisky.

Podríamos seguir desgranando los datos que aparecen en el gráfico, pero mejor comprobáis por vosotros mismos cómo organizaban el tiempo vuestros artistas o pensadores favoritos.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario