Eduardo Mendoza obtiene el premio Franz Kafka 2015

Eduardo Mendoza

Foto:

Piotr Drabik

Eduardo Mendoza ha obtenido el XV Premio Franz Kafka por su “narración magistral, visión humana de los acontecimientos y un sentido del humor mordaz”, además de por ser uno de los maestros de la literatura contemporánea en español, según indica el fallo del jurado del galardón que concede la Sociedad Franz Kafka. Además de ser uno de los escritores españoles “más traducidos y respetados”, tal y como ha expresado el jurado del galardón (compuesto por expertos internacionales como Lorenzo Silva o el alemán Hans Dieter Zimmermann), el barcelonés ha hecho de sus historias una narración magistral.

A juicio de uno de los miembros del jurado, La verdad sobre el caso Savolta, una de las obras emblemáticas del premiado, supone una “representación magistral de las luchas políticas y sociales en Barcelona y en toda España en la primera mitad del siglo XX”. Mendoza recogerá a finales de octubre en Praga el premio, dotado de 10.000 dólares y una estatua de bronce de Franz Kafka, esculpida por Jaroslav Roná.

Los premios de literatura internacional Franz Kafka reconocen desde 2001 la producción literaria “artísticamente excepcional” de un autor contemporáneo independientemente de su origen, nacionalidad y cultura.

El escritor Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) se licenció en derecho en Barcelona y tras viajar un tiempo por Europa, en 1973 se instaló en Nueva York para trabajar como traductor en la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su debut literario, La verdad sobre el caso Savolta (1975), le valió el Premio de la Crítica y en ella situó su ciudad natal como eje de su narrativa. Tras ella siguieron títulos como El laberinto de las aceitunas, El misterio de la cripta embrujada, El año del diluvio o La ciudad de los prodigios, considerada su obra cumbre y adaptada a la gran pantalla por Mario Camus. En 2010, su novela Riña de gatos. Madrid 1936 le valió el Premio Planeta.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario