Emilio Lledó, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2015

Entrega del V Premio José Luis Sampedro

Foto: Universidad Carlos III de Madrid

El filósofo sevillano Emilio Lledó ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2015. Su candidatura ha sido propuesta por Antonio Fernández de Alba, miembro de la Real Academia Española.

El acta del jurado define al galardonado como un “pensador de relevancia internacional y de trayectoria ejemplar en el ámbito de las humanidades”. Además, dice que Lledó “concibe la Filosofía como meditación sobre el lenguaje y subraya la tendencia natural del ser humano hacia la comunicación. De este modo, hace suya la razón ilustrada a través de un diálogo que impulsa la convivencia en libertad y democracia”.

Uno de los miembros del jurado, el catedrático de Ciencias Políticas Benigno Pendás, ha destacado tras la lectura del acta que “Lledó es una persona que no se ha encerrado nunca en sí misma y que considera que la filosofía no es algo abstracto y puramente ideal, sino que hay que dialogar, conversar, entender las razones de los demás para poder avanzar en la convivencia”. Pendás considera que el galardonado “conjuga bien el premio de humanidades y el de comunicación”, uno de los factores que posiblemente más ha influido en el jurado.

Emilio Lledó Íñigo (Sevilla, 5 de noviembre de 1927) se licenció en Filosofía en la Universidad de Madrid (1952) y estudió tres años en la Universidad de Heidelberg (Alemania) con una beca de la Fundación Alexander von Humboldt. Allí tuvo ocasión de imbuirse de la filosofía alemana de posguerra y de conocer a Hans-Georg Gadamer, Karl Löwith y Otto Regenbogen. Este último le encaminó hacia la filología clásica. En 1955 regresó a la Universidad de Madrid, como profesor ayudante, y se doctoró en 1956. Un año después, regresó a la Universidad de Heidelberg como lector de español y en 1964 obtuvo la cátedra de Fundamentos de Filosofía e Historia de los Sistemas Filosóficos en la Universidad de La Laguna (Tenerife).

En 1967 se trasladó a la de Barcelona como catedrático de Historia de la Filosofía. En 1978 ingresó en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) como catedrático de Filosofía, donde permaneció hasta su jubilación. Miembro vitalicio del Instituto para Estudios Avanzados de Berlín (1988), fue elegido miembro de la Real Academia Española en 1993, ocupando el sillón l y siendo, entre 1998 y 2006, académico bibliotecario.

Autor de más de un centenar de trabajos de investigación, ha publicado artículos en las más prestigiosas revistas internacionales y ha escrito alrededor de veinte obras, como El silencio de la escritura (1981), por el que en 1992 obtuvo el Premio Nacional de Ensayo; Memoria de la ética (1995); Lenguaje e historia (1996); Imágenes y palabras: ensayos de humanidades (1998); El epicureísmo (2003); Elogio de la infelicidad (2006); Filosofía y lenguaje (2008); Ensayos para una educación democrática (2009), El origen del diálogo y de la ética. Una introducción al pensamiento de Platón y Aristóteles (2011) o Los libros y la libertad (2013). También publica artículos de actualidad en el diario El País.

Miembro del Instituto Internacional de Filosofía, Lledó posee la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio y es doctor honoris causa por las universidades de La Laguna, de las Islas Baleares y de Lleida. Nombrado en 2003 Hijo Predilecto de Andalucía, ha sido galardonado con el Premio Alexander von Humboldt (Alemania, 1990), el Internacional Menéndez Pelayo (2004) o el Premio Nacional de las Letras Españolas (2014), entre otros muchos.  

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario