Ken Follett imagina en ‘Never’ cómo podría empezar la Tercera Guerra Mundial

Hace justo dos meses Ken Follett sorprendía con el anuncio de la que sería su próxima novela, Never. No un proyecto en marcha, sino una obra ya terminada, escrita durante el confinamiento impuesto por la pandemia y que incluso ya tenía fecha de publicación, como os contamos en su momento: el 9 de noviembre.

Esta semana, en un encuentro internacional con la prensa, el autor galés ha dado algunos detalles más de esta obra, que aterrizará en las librerías españolas, de la mano de Plaza & Janés, solamente dos días después de su publicación en inglés, el 11 de noviembre.

Follett ha aparcado por un momento la ficción histórica en la que ha desarrollado buena parte de su carrera (y cimentado su éxito) y ha regresado a sus orígenes, a las intrigas de acción y espías, para imaginar cómo podría comenzar la Tercera Guerra Mundial. Aunque Never es ficción y el escritor sí que ha tirado de imaginación (al igual que en sus novelas históricas), hay muchas claves, detalles y situaciones que al lector le resultarán por completo verosímiles. Quizás demasiado.

Personajes ficticios, trasfondo real

Con todo, en este encuentro el autor de Los pilares de la Tierra ha insistido en que todos los personajes son de su propia cosecha, «especialmente los líderes políticos de Estados Unidos y China, creo que de otra manera no funcionaría la historia. Pero todo el trasfondo diplomático y militar es real, desde las posiciones que adoptan los distintos países a su arsenal militar y nuclear«, ha señalado Follett, que ha contado con el consejo de expertos en diplomacia para este trabajo y además ha adelantado (ha avanzado poco más porque sus lectores saben que le gusta mantener la expectación intacta) que habrá una mujer al frente de EEUU: «Es una republicana moderna, al modo en que Obama era un demócrata conservador, así que creo que se parece más a Obama que a Trump», bromeó.

A preguntas de los periodistas sobre quién debería leer este libro, si Joe Biden o Vladimir Putin, se decantó por el segundo: «No creo que Joe Biden necesite mi consejo, pero Putin probablemente sí. Me gustaría que lo leyera».

Ken Follett
Ken Follett

La trama de la novela está centrada en una crisis global que podría desembocar en esa Tercera Guerra Mundial. Follett no aclaró si ve ese escenario en un futuro real a corto plazo, pero sí aseveró que es «muy fácil pasar de un pequeño incidente a un incidente mayor»: «Cuando estuve documentándome para La caída de los gigantes me impactó darme cuenta de que la Primera Guerra Mundial fue una guerra que nadie quería. Pero, uno por uno, los emperadores y primeros ministros, sin pretender la guerra, tomaron decisiones que nos acercaron a uno de los conflictos más terribles. Y me pregunté: ¿podría suceder de nuevo?».

Follett volverá a las librerías poco más de un año después de Las tinieblas y el alba, con otra obra también voluminosa: «Es que en el confinamiento no hay mucho más que hacer», reconoció entre risas el escritor, que explicó que en esta ocasión ha tardado menos de lo habitual en la reescritura del primer borrador.

¿Es muy diferente escribir una novela histórica a una ambientada en la actualidad? El proceso «no es tan diferente», señaló el escritor, que admitió que recurre a Google Earth para ver «cómo es cualquier ciudad en el mundo o incluso contemplar imágenes en tiempo real de otro sitio». Sin duda es mucho menos romántico que bucear en archivos remotos en busca de documentos ignotos, pero en estos tiempos no es demasiado fácil (ni seguro) viajar a esos lugares, tal vez oscuros y mal ventilados, así que quizás sea mejor recurrir a Google. Al menos por ahora.

Deja un comentario