Cristina Morales, Premio Nacional de Narrativa 2019

La escritora Cristina Morales ha logrado el Premio Nacional de Literatura 2019 en su modalidad de Narrativa por la obra Lectura fácil. El jurado del galardón, concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte y dotado con 20.000 euros, ha destacado que la novela es “una propuesta radical y radicalmente original, que no cuenta con una genealogía en la literatura española y que destaca por la recreación de la oralidad, unos personajes extraordinarios y su lectura del contexto político en el que se desarrolla”.

Cristina Morales

Lectura fácil, con la que la granadina logró el Premio Herralde en 2018, combina las historias de cuatro mujeres con distintos grados de discapacidad intelectual. Las cuatro comparten vínculos familiares, orígenes y un piso tutelado en una Barcelona opresiva y bastarda: la ciudad de los okupas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, los ateneos anarquistas y el arte políticamente correcto.

Portada de 'Lectura fácil'El título alude a un movimiento que surgió en bibliotecas del norte y centro de Europa en los 70 y que adaptaba clásicos de la literatura para personas con discapacidad intelectual y otras dificultades lectoras.

Según apunta la editorial que publicó la obra, Anagrama, Lectura fácil es un campo de batalla “contra el heteropatriarcado monógamo y blanco, contra la retórica institucional y capitalista, contra el activismo que usa los ropajes de lo alternativo para apuntalar el statu quo”. La novela, añaden, también celebra “el cuerpo y la sexualidad, el deseo de y entre las mujeres, la dignidad de quien es señalada con el estigma de la discapacidad y la capacidad transgresora y revolucionaria del lenguaje”.

La autora

Cristina Morales (Granada, 1985) es licenciada en Derecho y Ciencias Políticas. Es autora del libro de cuentos La merienda de las niñas (2008) y Los combatientes (2013), por el que obtuvo el Premio Injuve. En 2015 publicó Malas palabras, una novela sobre Santa Teresa de Jesús; y, en 2017, Terroristas modernos.

Sus cuentos han aparecido en la colección Nuevos relatos para leer en el autobús (2009), en las antologías Cuento vivo de Andalucía (2006), Ficción Sur: Antología de cuentistas andaluces (2008), Pequeñas Resistencias 5. Antología del nuevo cuento español 2001-2010 (2010) y Velas al viento. Los microrrelatos de La nave de los locos (2010); así como en las revistas literarias Batarro: Microrrelato en Andalucía (2007) y Zut (noviembre de 2007).

“Es una alegría que haya fuego en vez de tiendas y cafeterías abiertas”

La escritora, que reside en Cataluña, dijo tras conocer la noticia, al ser preguntada por los disturbios de estos últimos días, que “es una alegría ver el centro de Barcelona, las vías comerciales tomadas por la explotación turística y capitalista, de las que estamos desposeídos quienes vivimos ahí. Es una alegría que haya fuego en vez de tiendas y cafeterías abiertas”. También ha criticado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: “La violencia es la de la Policía; eso es lo único que se puede esperar de la Policía. Es un cuerpo violento ante el que sólo cabe el sometimiento o la autodefensa”.

Pese a estas críticas, aseguró que no contempla rechazar este premio, otorgado por el Ministerio de Cultura y que recibe como algo “inesperado” que le proporcionará un “descanso económico” y la posibilidad de seguir escribiendo.

En cuanto a la “radicalidad” que menciona el fallo del jurado, Morales explicó que no se planteó “de modo explícito hacer nada radical” y que la etiqueta novela social que con frecuencia aparece en las reseñas de Lectura fácil es “una denominación muy barata propia de malos lectores y malos críticos”.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario