La UE permite rebajar el IVA de las publicaciones digitales

Libros, periódicos y revistas electrónicos podrán beneficiarse del mismo IVA reducido del que disfrutan las publicaciones impresas. Ahora sólo falta que los Estados miembros apliquen esa reducción impositiva.

Por Susana C. Gómez

Foto: Perfecto Capucine en Unsplash

¿Tiene sentido que los libros electrónicos soporten un 21% de IVA y los físicos un 4%? No demasiado, al menos desde el punto de vista de los consumidores, pero ese desfase podría tener sus días contados en la Unión Europea.

El Ecofin (órgano integrado por los ministros de Hacienda europeos) ha alcanzado un acuerdo para permitir a los Estados miembros aplicar a las publicaciones electrónicas (incluidos los ebooks) tipos del impuesto superreducidos e incluso nulos, con el objetivo a medio plazo de “armonizar” las normas del IVA y equiparar la carga impositiva de los formatos impresos y electrónicos.

La medida se enmarca en el plan de la UE para alcanzar un mercado único digital y, al mismo tiempo, promover “la economía digital y mantener el ritmo del progreso tecnológico”, en palabras de Hartwig Löger, titular de la Hacienda austríaca y presidente de turno del Ecofin.

La directiva aprobada sustituye a la hasta ahora vigente (de 2006), que establecía que los servicios prestados por vía electrónica (no distinguía entre servicios y productos) tributaban al tipo normal de IVA (15% mínimo, 21% en el caso de España), mientras que las publicaciones físicas podían beneficiarse de reducciones.

Hasta ahora, los Estados miembros tenían la posibilidad de gravar los productos físicos (libros, periódicos, revistas) con un tipo reducido, superreducido o hasta nulo (en España, el 4%). Con esta nueva directiva, los países que ya aplicasen estos descuentos podrán extenderlos también a las publicaciones digitales.

¿Qué pasará en España?

Pese a que se trata de una directiva, es decir, un texto de obligado cumplimiento para los miembros de la UE, lo cierto es que no establece una obligación, sino que abre la puerta a una posibilidad. Los países podrán rebajar el IVA de las publicaciones electrónicas, pero en la práctica no tienen por qué hacerlo.

Al ministro de Cultura español, José Guirao, la decisión de la UE le ha parecido una “buenísima noticia” porque “permite que ya podamos hacerlo, y a partir de ahora estudiaremos cómo se hace y cuándo, y espero que lo hagamos”.

Curiosamente hizo estas declaraciones durante la inauguración del salón Liber 2018, rodeado de representantes del mundo del libro, que han peleado siempre por mantener el abismo tributario entre títulos impresos y electrónicos y también por el precio fijo de los libros. De hecho, el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Daniel Fernández, ya adelantó que “tardaremos un tiempo en aplicar la directiva”.

¿Veremos esa reducción del IVA en los ebooks? Puede, pero no a corto plazo. De todas formas, esa rebaja impositiva no tiene por qué trasladarse a los usuarios. Ahí tenemos el ejemplo de las entradas de cine.  

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario