Eduardo Mendoza recurre a la ficción para camuflar sus memorias

El barcelonés publica ‘El rey recibe’, primer capítulo de una trilogía en la que recorrerá las últimas décadas del siglo XX y que está protagonizada por un joven periodista al que ha prestado muchas de sus vivencias.

Eduardo Mendoza

El escritor barcelonés Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) regresa a la novela con El rey recibe (Seix Barral), un título con el que inicia una trilogía y en el que recurre a su propia historia personal para construir una ficción que transcurre en Barcelona y Nueva York entre los años 60 y principios de los 70, una época tan convulsa como narrativamente interesante.

“No son unas memorias disfrazadas”, ha advertido el autor durante la presentación de la obra en Barcelona, aunque ha apuntado que la idea, el punto de partida, es muy similar al que habría escogido si se hubiera decantado por ese otro género literario. “Había llegado el momento de plantearme la posibilidad de hacer algo con mis memorias, es el triste privilegio de la edad”, explicó, “no tanto porque yo hubiera vivido cosas muy interesantes, o cosas que nadie sabe, sino porque creía que hay que ir dejando constancia de lo que hemos vivido”. ¿Y por qué no ha escrito directamente unas memorias? “No podía hacerlo porque me aburre muchísimo, además hay que tener una fidelidad y rigor en el dato que no me apetecía”, admitió.

Eduardo Mendoza - El rey recibe

Aunque no sean unas memorias propiamente dichas, es indudable que el protagonista de El rey recibe, el plumilla Rufo Batalla, tiene mucho de Mendoza. “Quería escribir la novela de un personaje que fuera pasando por los momentos importantes de mi historia personal”, explica el autor, que termina esta primera entrega de su trilogía con el asesinato de Carrero Blanco y que prevé llegar con el tercer volumen hasta el cambio de milenio. Pero no más allá: “Han de pasar 25 años para que algo sobre la historia
reciente se pueda convertir en novela”.

Mendoza ha cambiado en esta novela el registro de sus últimos trabajos, pero sólo hasta cierto punto, porque el relato contiene elementos presentes a lo largo de su bibliografía y, sobre todo, su “inconfundible voz y tono irónico”, ha apuntado su editora, Elena Blanco, durante la presentación.

La novela arranca con el encargo que recibe el plumilla protagonista, ese trasunto apenas disimulado de su creador, de cubrir la boda de un príncipe exiliado con el que traba amistad y que le encomienda escribir el relato de su vida. Todo esto en el opresivo ambiente de la España franquista, del que escapa Batalla para viajar a Nueva York en busca quizás de su propio sueño americano. Allí asistirá como testigo privilegiado a los grandes movimientos sociales y culturales de principios de los 70.

Con todo, este personaje está lejos de ser un reportero intrépido en busca de aventuras, aunque no deja escapar las oportunidades que se le presentan. “Las cosas le pasan, pero él las aprovecha, es muy consciente de que es un personaje pasivo que vive en una sociedad marcada por la pasividad”, apunta Mendoza, que trabaja ya en el segundo volumen y precisa que ahí se irá apreciando la evolución de Batalla, reacio aquí a  involucrarse en situaciones comprometidas: “Hay que perdonarle, porque en esta etapa todavía es joven, y ya tomará responsabilidades en sucesivos libros”.

‘El rey recibe’ está ya en las librerías. Si os interesa adquirirlo, podéis encontrarlo en vuestra librería habitual o seguir estos enlaces de compra, con lo que nos ayudaríais a mantener este sitio.

| Comprar en Amazon (papel / ebook) | Comprar en Casa del Libro (papel / ebook) | Comprar en iBooks | Comprar en Book Depository |

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario