El último libro de Haruki Murakami es “indecente”, según la censura de Hong Kong

Por Antonio Ruiz García

El Tribunal de Artículos Obscenos de Hong Kong afirma que ‘La muerte del comendador’,
su última novela, es indecente, viola el orden público, la moralidad y contiene violencia y expresiones incómodas.

Al parecer, Haruki Murakami no tenía bastante cruz con ser el eterno candidato a ganar el Premio Nobel de literatura, por lo que las autoridades judiciales de Hong Kong han decidido calificar de “indecente” La muerte del comendador, su última novela, prohibir su venta a menores de 18 años y retirarla de los expositores de la feria del libro en Hong Kong. Según dicta un tribunal, “viola el orden público, la moralidad y contiene violencia y expresiones incómodas”. Este dictamen se basa en una ordenanza local que vigila y regula la circulación pública de obras de cualquier tipo que contengan escenas violentas o expresiones obscenas, algo que no es ajeno al estilo propio de Murakami, que suele usar lenguaje explícito, aunque no de mal gusto, al narrar, por ejemplo, escenas con sexo.

image

Así, el llamado Tribunal de Artículos Obscenos de Hong Kong ha clasificado la novela de Murakami como “Clase II – materiales indecentes”, según su criterio. Debido a esta calificación, la versión china del libro del autor nipón sólo se podrá vender en el interior de las librerías y deberá estar envuelta en un plástico sellado que, además, llevará una advertencia respecto a su contenido. Estas restricciones también se aplicarán a las bibliotecas públicas. La situación es tal que los expositores de la Feria del Libro de Hong Kong han sido invitados por las autoridades a retirar el libro de sus stands so pena de sufrir el cierre de su local.

En La muerte del comendador, Murakami narra las diatribas de Tomohiko Amada, un pintor de retratos que trata de comprender la inesperada y repentina petición de divorcio de su esposa; su editor explica que la novela y su protagonista “se mueven entre la realidad y la irrealidad, encontrándose a sí mismo en pensamientos y metáforas”. Descrita como un homenaje a Scott Fitzgerald, el libro navega por aguas conocidas por el autor japonés, como la música, la pintura, el trazo de personajes improbables en lugares imposibles, una narrativa laberíntica cargada de magia y una resolución sorprendente.

Como no podía ser de otra forma, la decisión del Tribunal de Artículos Obscenos de Hong Kong ha suscitado bastante polémica y reacciones contrarias, como la de Jason Y Ng, presidente de PEN Hong Kong que, en declaraciones a The Guardian, ha afirmado que “para un lugar que se presenta a sí mismo como la ciudad global de Asia, los puntos de vista de las autoridades de Hong Kong sobre la sexualidad y el tratamiento literario de la misma son arcaicos. Cualquier ciudadano, gay o heterosexual, debería estar igualmente indignado por esa censura flagrante. Esperamos que la sociedad civil de Hong Kong continúe vigilante para garantizar que estos incidentes aislados no se conviertan en un patrón preocupante y, finalmente, en una nueva situación de normalidad”.

image

Los dos volúmenes de ‘La muerte del comendador’ en su edición china

También en The Guardian, Rachael Jolley, editora de Index on Censorship (Índice de Censura), abordó el tema relacionándolo con lo que denominó una “tendencia preocupante” por parte de las autoridades chinas respecto a lo que ellas consideran moral. Según Jolley “las ferias del libro son los últimos lugares en los que se espera que haya censura, por lo que es preocupante que estemos viendo cómo se retira la nueva novela de Murakami de los stands de la feria del libro de Hong Kong […] pedimos a los directores de las ferias del libro que resistan a los intentos de censurar las piezas de escritura que se exhiben”.

Además, diversas asociaciones y grupos de Hong Kong se han unido para formular una petición online (contenido del enlace en chino) que ya tiene más de 1.800 firmas y en la que urgen al tribunal censor a que retire la calificación al libro de Murakami. En su comunicado, estos grupos sostienen que “las decisiones del tribunal deben estar en línea con el sentido común, y el sentido común de la industria editorial afirma que las obras de Murakami no son indecentes. Este precedente convierte a Hong Kong en la zona más conservadora de la Sinoesfera [países asiáticos que han recibido influencia cultural china] y avergonzará al pueblo de Hong Kong”.

La muerte del comendador, de Haruki Murakami, cuyo primer volumen ya ha vendido más de un millón de ejemplares en Japón además de obtener el favor de la crítica, llegará a las librerías españolas el próximo 9 de octubre de la mano de Tusquets. Los interesados más ansiosos pueden adquirir ya la novela en preventa a través de Amazon.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario