Los audiolibros implican emocionalmente más que el cine o la televisión

Una investigación demuestra que se producen distintas respuestas fisiológicas en función del medio a través del que se accede a un relato.

Foto: Henry Be (Unsplash)

Foto: Henry Be (Unsplash)

No están muy extendidos todavía en español, pero entre los angloparlantes los audiolibros son un formato en constante ascenso. Pese a que muchos consideren que escuchar un libro no es lo mismo que leerlo, sí parece probado que los audiolibros son capaces de implicar emocionalmente más que el cine o la televisión.

Así lo asegura un estudio firmado por varios científicos del University College de Londres según el cual las personas experimentan reacciones fisiológicas más intensas cuando escuchan un audiolibro que cuando ven adaptaciones a la pantalla de esas mismas obras. Es decir, que las respuestas de los receptores a un mismo relato varían en función del medio al que accedan a dicho relato.

En esta investigación, realizada en colaboración con Audible a lo largo de un año, los científicos han probado escenas de ocho superventas –Juego de tronos, La chica del tren, Orgullo y prejuicio, El silencio de los corderos, Grandes esperanzas, El código Da Vinci, El sabueso de los Baskerville y Alien– y han monitorizado las respuestas conscientes de 102 participantes de entre 18 y 55 años a los clips de audio y vídeo a través de una serie de encuestas, mientras medían la frecuencia cardíaca y la actividad electrodérmica con sensores biométricos (estas dos señales fisiológicas pueden revelar procesos cognitivos y un despertar emocional subconsciente en el cerebro).

“Escuchar una historia en Audible producía una implicación emocional y fisiológica mayor que ver la escena en una pantalla, según la frecuencia cardíaca y la actividad electrodérmica”, concluye el doctor Joseph Devlin, director del departamento de Psicología Experimental en el UCL y también del proyecto, que añadía que, cuando se les preguntaba en las encuestas, “los participantes asumían que se habían implicado menos, a pesar de que los sensores biométricos indicaban lo contrario. Una vez finalizada la primera fase de nuestro estudio con Audible [es una investigación más amplia de la que por ahora solamente conocemos estas conclusiones], parece como si el corazón contase de verdad la historia”.

Entre los hallazgos del trabajo destacan que la mayor intensidad de las respuestas fisiológicas y emocionales se observó en los participantes de todas las edades y segmentos demográficos (y a lo largo de distintas obras) y que la frecuencia cardíaca era de media dos latidos más por minuto (con picos de cuatro) y la temperatura casi dos grados mayor.

Y lo que quizás sea lo más interesante: de la investigación del UCL se desprende que los audiolibros muestran patrones de cambio fisiológico más estables que obras fílmicas o televisivas, lo que sugiere que el formato puede proporcionar a los autores un mejor control de las respuestas emocionales de sus oyentes.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario