La Fiscalía acusa de violación a Arnault, el hombre en el centro de la crisis de la Academia Sueca

Por Susana C. Gómez

Nueva entrega del escándalo en torno a la Academia Sueca. La Justicia del país nórdico ha acusado de violación a Jean-Claude Arnault, el dramaturgo francés cuyos presuntos abusos, sexuales y de poder, desataron a finales del año pasado la crisis que sacudió la institución encargada de conceder el Nobel de Literatura

image

La Fiscalía sueca ha acusado a Arnault de dos casos de violación
ocurridos presuntamente en 2011 y contra la misma mujer. La fiscal
sueca Christina Voigt señaló que las pruebas contra el galo son “robustas y suficientes”,
aunque el acusado niega los cargos. “No comparto la visión de la
fiscalía de que las pruebas son robustas. Las versiones difieren, no hay
pruebas técnicas, no hay testigos directos y los hechos ocurrieron hace
mucho tiempo”, declaró Bjorn Hurtig, abogado de Arnault, que es además marido de Katarina Frostenson, hasta hace poco miembro de la Academia Sueca.

En Libros de Babel: ¿Habrá Nobel de Literatura en 2019?

Como os hemos ido contando estos últimos meses, el escándalo se destapó en 2017 cuando 18 mujeres denunciaron por acoso sexual a Arnault, estrechamente vinculado a la Academia Sueca y que estaba al frente de una asociación cultural financiada por la susodicha Academia. El francés, cuyo nombre también estaba relacionado con la filtración hasta en siete ocasiones de los ganadores, cometió algunos de esos presuntos abusos en inmuebles propiedad de la Academia, tanto en Suecia como en París.

En Libros de Babel: Los escándalos en la Academia Sueca cancelan este año la entrega del Nobel de Literatura

A partir de entonces la Academia, por medio de su entonces secretaria permanente Sara Danius, abrió una investigación sobre el caso que desembocó en una guerra interna
entre los defensores de Frostenson (esposa de Arnault) y sus
detractores, con Danius a la cabeza. La guerra se saldó con una oleada
de dimisiones técnicas, por así decirlo, porque el cargo
de miembro de la institución es vitalicio y sus normas regulan de forma
férrea las circunstancias en las que se puede abandonar y también los
mecanismos de reemplazo de las vacantes. Tan férrea, de hecho, que ahora
mismo la institución tiene apenas quórum para elegir a nuevos miembros o
para conceder este año el Nobel de Literatura.

Por eso se ha decidido posponer la entrega del próximo galardón hasta el año próximo, aunque desde la Fundación Nobel apuntaron hace unas semanas que esa suspensión puede ir más allá de 2019, porque lo esencial ahora es que la Academia se regenere y recupere la confianza del público.  

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario