‘Eleanor Oliphant está perfectamente’, mejor libro británico del año

Los premios de la industria editorial británica, los British Book Awards, premian el debut de Gail Honeyman y nombran autor del año a Philip Pullman.

image

Por Susana C. Gómez

La ópera prima de Gail Honeyman, Eleanor Oliphant está perfectamente, ha sido elegida libro del año en los British Book Awards. El jurado de los galardones, que organiza The Bookseller, destacó tanto la escritura como la edición de una novela “absolutamente hilarante” que aúna lo “literario y lo comercial” y logra un “asombroso equilibrio entre lo oscuro y lo luminoso”.

Los jueces también reconocieron la campaña de promoción de la obra que ha llevado en el Reino Unido la editorial HarperCollins, que se hizo con los derechos del libro en la Feria de Fráncfort en 2015. Eleanor Oliphant está perfectamente, editada en España por Roca Editorial, logró también el premio al debut del año en la gala de la industria editorial británica, celebrada el lunes.

Por su parte, en la categoría de ficción se impuso Reservoir 13, de Jon McGregor, y en crimen y thriller Años de sequía, de Jane Harper (editada en España por Salamandra). En literatura infantil el jurado premió ex-aequo la novela de Angie Thomas El odio que das (editada en España por Océano), la historia de una chica de 16 años que se convierte en activista después de ver cómo la policía dispara a su amiga desarmada, y The Lost Words, una colección ilustrada de poemas de Robert Macfarlane (ilustrado por Jackie Morris) que busca reconectar a los más pequeños con el mundo natural.

En cuanto a no ficción, los galardones distinguieron en el apartado estilo de vida el volumen 5 ingredientes, de Jamie Oliver (en español, en Grijalbo / Lumen), y en narrativa Why I’m No Longer Talking to White People About Race, firmado por Reni Eddo-Lodge. Y el reconocimiento al mejor audiolibro fue para La bella salvaje: El libro de la oscuridad, de Philip Pullman y narrado por Michael Sheen (Penguin Random House UK Audio).

image

Precisamente este último autor, Philip Pullman, ha sido el escogido por el jurado como autor británico del año por su “excepcional éxito comercial, junto a su contribución a la salud general del mundo del libro”. El escritor inglés, especializado en literatura infantil y juvenil, ha sido premiado tras regresar el año pasado al mundo de su serie La materia oscura con La bella salvaje, primera entrega de una nueva trilogía, titulada El libro de la oscuridad (editada en España por Roca). Pullman, de cuya última obra se vendieron 70.000 ejemplares en su primera semana en las librerías británicas, ha sido además reconocido por su defensa de la literatura y la lectura, su apoyo a causas como las bibliotecas escolares y su llamamiento a poner fin a los libros para niños diferenciados por sexos.

Además de Pullman, el jurado de los galardones premió el trabajo de otro autor, en este caso no escritor sino ilustrador. Axel Scheffler, conocido sobre todo por su trabajo en los libros de Julia Donaldson y autor de más de un centenar de volúmenes de literatura infantil a lo largo de 30 años de carrera, recibió el premio al ilustrador del año. Scheffler, alemán, aprovechó su discurso para cargar contra el Brexit y mostrar su “tristeza y enfado” por una decisión que afectará, por ejemplo en el sector del libro, a muchos profesionales que “ya no serán bienvenidos”. El ilustrador apuntó que la escritora Judith Kerr, que había presentado antes un premio, llegó al Reino Unido huyendo de los nazis. Pero tras el Brexit, dijo Scheffler, “este país dirá: ‘lo sentimos, no queremos ni refugiados ni migrantes en este país”. El jurado destacó del artista su apoyo activo a organizaciones de alfabetización, conservación del medio ambiente y de apoyo a refugiados. A ello se une que, por medio de sus obras más políticas, exposiciones con otros artistas europeos y entrevistas, Scheffler trata de promover un mundo más compasivo.

Además, los British Book Awards tienen un buen número de galardones destinados a la industria editorial y a la cadena del libro en general. Así, Tim Hely Hutchinson (Hachette) fue premiado por su excepcional contribución al comercio del libro; Simon Prosser (Hamish Hamilton) fue nombrado editor del año; Madeleine Milburn, agente literaria del año; Karine Marko (The Quarto Group), profesional de derechos del año y Greig Watt, que regenta una librería que pertenece a la cadena Blackwell’s, fue escogido mejor librero del año.

En cuanto a las editoriales en sí, HarperCollins, elegida editorial del año, recogió también el premio a la mejor estrategia de marketing por Eleanor Oliphant está perfectamente; Rosi Crawley y Emma Draude, el de relaciones públicas por la promoción de El odio que das; Maths—No Problem! fue reconocida como editorial académica, educativa y profesional del año; Bloomsbury Children’s Books como la mejor editorial infantil, Viking como el mejor sello y Faber & Faber como la mejor editorial independiente. Por lo que se refiere a las librerías, el jurado ha premiado en la categoría de librerías infantiles a The Book Nook, a Five Leaves Bookshop (Nottingham) como librería independiente del año y a Blackwell’s como mejor cadena de librerías.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario