Un 40% de los españoles no lee nunca libros

image

Cuatro de cada diez españoles no leen nunca o casi nunca libros en su tiempo libre, es decir, por gusto, sin que tengan que ver con sus estudios o el trabajo. Es el titular más llamativo (y alarmante) del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2017, que sin embargo muestra algún dato positivo: el porcentaje de lectores de libros ha subido un 2,8% desde 2012, hasta llegar al 65,8% de la población (la media europea está en el 70%).

En cuanto a quienes leen en sus momentos de ocio, la cifra ha subido también, aunque sólo seis décimas, hasta el 59,7%. Por otro lado, el porcentaje de lectores frecuentes (los que leen al menos una vez a la semana) también sube y se sitúa en el el 47,7% de los mayores de 14 años, aunque bajan quienes leen todos o casi todos los días: del 31,2% al 29,9%.

El 65,8% de la población española lee libros. Un 59,7% lee libros en sus momentos de ocio y el 28,1% por estudios o trabajo.

 

image

El estudio (pdf), elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, es el primero que se realiza desde 2012 y también ha analizado la evolución de la lectura de otro tipo de contenidos en estos cinco años, en los que ha crecido la lectura de libros en general y de contenidos digitales y han disminuido los lectores de publicaciones periódicas (prensa y revistas) y cómics.

Los españoles que leen completan una media de 13 libros al año y dedican a la lectura de libros 7,6 horas a la semana.

Perfil de lector

image

La lectura de libros en el tiempo libre sigue siendo mayor entre las mujeres (64,9%) que entre los hombres (54,4%), una brecha que alcanza su pico en el tramo de edad entre 45 y 54 años (21 puntos). El gusto por los libros cae con la edad, con los jóvenes de 14 a 24 años como los más lectores y una fuerte bajada en el tramo siguiente, de 25 a 34 años. Sin embargo, las mujeres recuperan el gusto por la lectura a partir de ahí, entre los 35 y los 54 años. El estudio destaca que desde 2010 se observa un incremento continuado de la lectura de libros entre la población de mayor edad.

image

Otro factor en la lectura es el nivel de estudios, con un 80,7% de la población con estudios universitarios que se declara lectora, aunque el dato es peor que en 2012 (84,2%). En estos cinco años ha subido la tasa de lectura de la población con estudios primarios.

Las mujeres leen más libros, revistas y redes sociales; los hombres, más prensa, cómics, webs, blogs y foros online.

La ocupación también condiciona la lectura. Los estudiantes son tradicionalmente los más lectores (75,7%) y, hasta 2012, les seguían los ocupados. Pero el Barómetro de 2017 refleja un descenso en este grupo de población (61,5% en 2017 frente al 63,4% de 2012), una subida entre los desempleados (63,2%) y mejores cifras en los grupos de población con índices de lectura tradicionalmente más bajos (amas de casa y jubilados).

image

Madrid sigue siendo la comunidad autónoma con mayor índice de lectores. Navarra, La Rioja, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía son las regiones que más suben desde 2011 en lectura de libros en tiempo libre.

Para el 74,6% de los lectores el último libro leído era de literatura. Para el 9,9% fue un libro de humanidades y ciencias sociales. El 89,6% eligió un libro escrito en español, un 4,2% en catalán y un 3,5% en inglés.
image

La falta de tiempo sigue siendo la principal excusa para no leer (47,7%), especialmente entre quienes tienen entre 35 y 44 años. El 35,1% no lee porque no le gusta o no le interesa, principal razón para el 49,4% de los no lectores entre 25 y 34 años. Entre los mayores de 65 años, la salud o problemas de vista son las razones esgrimidas en el 30,9% de los casos. Un 18,7% de la población no lectora apuntó que prefiere dedicar su tiempo de ocio a otro tipo de entretenimiento.

image
La media de libros de los hogares ha subido de los 201 de 2012 a los 227 que registra este estudio, aunque un 23,4% de los hogares tienen menos de 20 libros, sin contar con los de texto.

Soportes digitales

El 76,3% de los españoles mayores de 14 años leen algún tipo de contenido en soporte digital, 18 puntos más que en 2012. Aunque la lectura de libros electrónicos es menor que la de prensa o redes sociales, ha pasado del 11,7% de 2012 al 27,2% en 2017 (el 25% de los libros leídos fueron en formato digital). Ese incremento no se traduce en un incremento en paralelo de la lectura total, lo que sugiere un trasvase de lectores entre uno y otro formato.

Un 40,3% de la población sólo lee en papel, mientras que un 20% ya lee libros en su tiempo libre en soporte digital. La mayoría utilizan el ordenador (49,6%), aunque menos que en 2012 (55,8%). Casi un tercio de los lectores (32,8%) leen en tablets y quienes prefieren el móvil aumentan hasta el 20,2% (12,9% en 2012). Por último, un 9,7% de los lectores usan dispositivos de lectura electrónica (e-readers), un dato que también sube con respecto al barómetro anterior (6,6%).

image
En cuanto a la procedencia de los libros digitales leídos, el 80% de ellos se obtuvieron de forma gratuita. Únicamente un 29,5% de los entrevistados dijo pagar por libros electrónicos.
image

El lector de libros en tiempo libre en formato digital presenta un perfil distinto: más femenino, joven y con mejor nivel formativo. Además, es un lector más intensivo, ya que lee una media de 16,7 libros al año, frente a los 11,6 del lector que sólo lee en papel. La biblioteca del lector digital también cuenta con más títulos, 340 frente a 286. El 70,3% de los lectores digitales ha comprado libros frente al 64,5% de los lectores en papel y lo ha hecho más intensamente, 6,7 libros de media, frente a 5,1. Asimismo, utiliza más internet y las redes sociales para buscar información sobre libros.

image
image

Compra de libros

En cuanto a los datos de compra de libros, el estudio refleja que el 61,3% de los españoles mayores de 14 años compró libros en 2017 (en 2012 fueron el 55,4%), aunque adquirieron menos volúmenes: 9,4 libros de media frente a los 10,3 de 2012. Un 14% compró sólo libros de texto, un 18,8% compró libros de texto y no de texto y el 28,5% compró sólo libros no de texto. El porcentaje de españoles que compraron libros no de texto sube desde 2012 siete puntos, hasta el 47,3%. El motivo principal de adquisición del último libro es ocio o entretenimiento (70,1%), seguido del regalo (19,1%).

Siete de cada diez libros comprados (67,8%) fueron de literatura. De estos, el 62,9% fueron novela y cuento. Sube la compra de libros infantiles y juveniles (8,2% frente al 3,9% de 2012) y de los libros prácticos.
image

Los españoles continúan prefiriendo acudir a las librerías para hacer sus compras, ya que casi la mitad (48,4%) compró su último libro en una de ellas y un 62,5% las escoge como punto de venta habitual. Las compras online continúan subiendo y llegan al 15,1% como punto habitual (un 11,9% de los españoles adquirió por internet su último libro). En cuanto a las ventas de libros online, Amazon acapara el 69,7% de las transacciones, por un 20,4% de Casa del Libro, un 3,5% de Fnac o un 5,5% de las webs de editoriales. Llama la atención que El Corte Inglés sólo es escogido por un 1,1% de los compradores.

image
Los tres factores que más influyen a la hora de comprar un libro son, por orden: la temática, el autor y el consejo de amigos y familiares.
image

En cuanto a los autores más leídos y más comprados, las listas que incluye este barómetro no arrojan sorpresas. El libro más vendido y leído del año, como ya os avanzamos hace unos días, fue Patria, de Fernando Aramburu. Le siguen otros habituales de las listas de más vendidos como Ken Follett, Dan Brown, Dolores Redondo o Carlos Ruiz Zafón.

image
El porcentaje de compradores de libros de bolsillo se sitúa en el 38,4%, 8,1 puntos más que en 2012.
image

La lectura y los menores

La mayoría de los niños menores de 9 años lee (el 85,5% de los niños entre 6 y 9 años) libros no de texto o sus padres les leen de forma habitual (el 82,7% de los padres dijeron que ellos o alguien de su familia leía a sus hijos).

image

El 99,6% de los niños de entre 10 y 14 años y el 92% de los menores entre 15 y 18 años son lectores de libros. A partir de los 15 años se reduce la proporción de lectores frecuentes, el 54,8% de los jóvenes, frente al 78,9% de los niños entre 10 y 14 años. Mayoritariamente leen libros en formato papel, si bien conforme se incrementa la edad crece la proporción de lectores en soporte digital. La práctica totalidad de los adolescentes lectores (15-18 años) lee algún tipo de contenido digital (95,4%) y un 34% lee libros en este formato. Esta cifra contrasta con el 27% de lectores de libros en formato digital entre la población adulta.

image

El 90,5% de los niños de entre 10 y 14 años leen por estudios y en su tiempo libre. Esta cifra se reduce hasta el 77% entre los jóvenes entre 15 y 18 años. En ambos casos, su lugar de lectura preferido es el hogar.

image
image

Bibliotecas

La asistencia a bibliotecas o bibliobús se ha incrementado desde 2012 en 1,8 puntos, hasta el 31,9% de la población. La cifra sube hasta el 36,8% de los consultados que reconocen ser socios de una biblioteca. La mayor parte de los usuarios acuden a una biblioteca pública, si bien lo hace mayoritariamente de manera ocasional (sólo el 28,3% lo hace de forma frecuente). La valoración que hacen de las bibliotecas sus usuarios es muy positiva, con una nota media de 8,23. Los usuarios de la biblioteca acuden a ellas en un 55,3% para tomar o devolver libros en préstamo, seguido de la consulta de libros (25,8%) y el estudio (27,5%).

image

Nota: Todos los gráficos proceden del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2017, que puede consultarse aquí (pdf)

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario