La actriz Lupita Nyong’o debuta como escritora con un libro infantil contra el racismo

No es una práctica fuera de lo común ni reciente que desde el mundo de la farándula, o desde el de la política, surjan creaciones literarias firmadas por actores, actrices, modelos y algún que otro político. Aunque hay más de una novela o poemario, lo más habitual suele ser que estos libros tengan la forma de memorias, ensayos, narración de experiencias más o menos profundas o sirvan, de alguna manera, como vehículo para la expiación de demonios personales de sus autores. Sea cual sea el género suelen obtener pingües beneficios gracias al tirón popular de sus nombres.

image

Foto: Gage Skidmore

En lo que se refiere a Lupita Nyong’o, actriz ganadora del Oscar por su papel en la película 12 años de esclavitud, el género escogido para su debut como escritora ha sido la literatura infantil, con el libro ilustrado Sulwe (“estrella” en la lengua nativa de Nyong’o), que verá la luz en enero de 2019 de la mano de Simon & Schuster Books.

En él, la autora narra la historia de Sulwe, una niña keniana de 5 años que, según ella, sufre un problema: tiene la piel más oscura que los demás miembros de su familia, algo que la hace sentir desdichada y demasiado diferente. Este problema hace que Sulwe se lance a buscar una solución que aclare su piel en un viaje fantástico por el cielo estrellado, donde aprenderá a descubrir su verdadera belleza con la ayuda y el amor de su madre.

Al igual que la protagonista del libro, Lupita Nyong’o se vio afectada durante su infancia y juventud por el hecho de tener la piel más oscura y por su aspecto físico, algo especialmente doloroso cuando descubrió que su hermana, de piel más clara, estaba mejor considerada en su entorno familiar y su círculo de amigos. Algo que, según la autora, ha sido fundamental a la hora de crear su libro, en el que se propone mostrar a los niños de corta edad (estará destinado a lectores de entre 5 y 7 años) un problema serio que es posible superar con la ayuda adecuada para llegar a la propia aceptación. Según Nyong’o, esta historia “planta una semilla en la mente de los niños, permitiéndoles el acceso posterior a lecciones que no necesariamente reconocen cuando leen los libros”. Además, el hecho de dirigirse a esa horquilla de edad tiene su razón de ser en que, afirma la autora, en ese momento “aprendes todas las cosas que pasas el resto de tu vida tratando de desaprender u olvidas al hacerte mayor”.

Ya sea por su historia personal o por pura convicción, Lupita Nyong’o es desde hace tiempo un referente activista por su lucha contra cualquier tipo de discriminación, especialmente la que tiene que ver con la raza, algo demasiado común en una sociedad con tendencia a la superficialidad y a ignorar la “belleza interior” a la que alude Nyong’o en Sulwe. Esta determinación se hizo patente en su discurso de aceptación del Oscar, momento que aprovechó para hablar de la importancia de la diversidad de razas y sexos y de su representación en el muchas veces demasiado blanco y masculino mundo de Hollywood.

Es posible que el caso paradigmático de actriz que coquetea con la literatura sea el de la añorada Carrie Fisher, la Princesa Leia de la saga de La Guerra de las Galaxias y autora de varias obras, consideradas de singular talento, entre las que destacan la novela autobiográfica Postcards from the edge (1987) o diversas memorias como Shockaholic (Simon & Schuster, 2011), Wishful Drinking (Simon & Schuster, 2008) o El diario de la Princesa (Nova, 2017), donde plasma sus sempiternos problemas con el alcohol y las drogas, su carácter enamoradizo y las traiciones de la fama.

Por poner sólo algunos ejemplos más, en esta glamurosa nómina se encuentra el oscarizado Tom Hanks, que en 2017 publicó con Random House Uncommon Type: Some Stories, una recopilación de historias cortas inspiradas por su pasión por su colección de máquinas de escribir. También, la modelo y actriz Cara Delevingne firmó el año pasado, con la colaboración de Rowan Coleman, Mirror, Mirror (Crossbooks), su primera novela, que nos habla de los problemas de auto-descubrimiento y con las relaciones que se sufren en la adolescencia y la juventud. Otro ejemplo más de estas incursiones literarias lo encontramos en el futbolista francés Antoine Griezmann, que no sólo tiene el apodo de El Principito, sino que también se ha embarcado en la publicación de una serie de libros para niños basados en su experiencia como profesional del balón, además de ser coautor de su autobiografía Detrás de una sonrisa. Es interesante también el caso del actor Steve Martin, autor de ensayos, novelas, obras de teatro, libros infantiles e incluso un musical. De su obra podríamos destacar las novelas Shopgirl (Circe, 2004), El placer de mi compañía (Circe, 2005) o Un objeto de belleza (Random House, 2012).

En este artículo incluimos diversos enlaces de compra. Si os gusta lo que hacemos, podéis ayudarnos siguiendo los enlaces para adquirir los productos que recomendamos y que os interesen. Gracias.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario