Sube el número de librerías en España, pero cada vez venden menos libros

image

Aumenta el número de librerías en España, sobre todo grandes establecimientos, y también la media de comercios por habitante; la mayoría de las librerías son pequeñas e independientes, generales y de proximidad y entre las especializadas el grupo más importante lo componen las dedicadas a la literatura infantil y juvenil.

Son algunos de los datos que se desprenden del Mapa de Librerías en España de 2016, un estudio elaborado por un grupo de profesores de la Universidad de Zaragoza en colaboración con la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal), la Asociación de Empresarios del Comercio del Libro de Madrid y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro.

El censo del Mapa de Librerías en España de 2016 está formado por 3.967 librerías independientes, lo que supone un incremento con respecto a los datos de 2015 del 3,7%. España tiene una media de 8,5 librerías independientes por cada 100.000 habitantes, cifra superior a la del año anterior (8,2). Sin embargo, la distribución es desigual a lo largo del territorio nacional y en general hay una mayor densidad de librerías en la zona norte de España.

image

Aproximadamente la mitad del censo del año 2016 está formado por librerías con una facturación anual en libros por debajo de los 90.000 euros. Crece el número de establecimientos de tamaño más grande, lo que ya ocurría en 2015 y coincide, además, con el Barómetro de ventas de las librerías, donde se observa una mejor evolución de las grandes frente a las pequeñas. La tipología más frecuente es el comercio general de proximidad, muy común en las librerías pequeñas. La mayor parte de las librerías especializadas son de literatura infantil y juvenil y este año se ha incluido por primera vez la especialidad en cómics, que supone el 10,4% de las especializadas.

Además, los datos indican una reducción del peso del libro en el total de la facturación de las librerías y una clara relación entre el tamaño y el porcentaje de ventas que supone el libro. A mayor tamaño de librería, mayor porcentaje de facturación de los libros sobre el resto de productos. En las librerías especializadas se muestra un mayor peso del libro.

Número de librerías

Desde la bajada en el número de establecimientos en el año 2014 se aprecia una recuperación del 8,7% en los dos últimos años y del 3,7% en el último periodo. Por comunidades autónomas el ranking lo lideran Cataluña (603 establecimientos: 15,2%), Madrid (584: 14,7%) y Andalucía (481: 12,1%). Las comunidades en las que menos librerías operan son La Rioja (37 establecimientos) y Cantabria (58 establecimientos), además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

image

Pero el reparto de librerías no es homogéneo. La máxima densidad de librerías la presentan algunas de las comunidades del norte de España: Galicia, Castilla y León y Asturias, por este orden, seguidas de cerca por Navarra, La Rioja, Aragón y Cantabria, todas ellas con al menos 10 librerías por cada 100.000 habitantes. En cuanto a provincias, están a la cabeza Madrid, Barcelona y Valencia. Algunas provincias han aumentado notablemente su densidad, como Lugo, Huesca, Gerona y Tarragona.

La mitad de las librerías se establece en las ciudades de tamaño medio y grande (al menos 100.000 habitantes), aunque en torno a una cuarta parte de la red de comercios independientes (25,8%) opera en municipios pequeños de hasta 25.000 habitantes. La media es de cuatro librerías por municipio. En las seis grandes ciudades españolas (con más de 500.000 habitantes: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Zaragoza) operan una media de 135 librerías en cada una de ellas. En el caso de los municipios más pequeños (menos de 25.000 habitantes) el promedio es de 1,5 librerías por municipio.

El universo de librerías en España se compone fundamentalmente de pequeños establecimientos, con la mitad de los negocios facturando menos de 90.000 euros al año. De hecho, el 23,6% de ellos factura menos de 30.000 euros y el 26,6% entre 30.001 y 90.000 euros. Por su parte, las librerías que venden más de 600.000 euros anuales son una minoría: las que facturan más de 1.500.000 euros suponen el 1,6% del total y las que facturan entre 600.001 y 1.500.000 euros representan el 4,6%.

image

Los datos del informe permiten afirmar que existe una clara relación entre el tamaño de la población y el tamaño de las librerías. Las librerías más grandes operan en las seis grandes capitales españolas, especialmente en Madrid y Barcelona, y el 85% de las de mayor tamaño se han establecido en alguna ciudad de más de 100.000 habitantes. Por el contrario, en torno al 60% de las pequeñas (menos de 90.000 euros) operan en municipios de menos de 25.000 habitantes.

Economía y empleo

Según el Observatorio de la Lectura y el Libro, los libros forman (junto con la prensa) la industria cultural más importante de España, con el 34,1% del PIB en el conjunto de actividades culturales y el 0,9% del PIB total. En términos de cifra de negocio, las empresas tendrían una facturación global de 1.065.391.000 euros, y darían empleo a 11.620 personas de media al año. En términos del conjunto del sector editorial de libros, prensa y otras actividades editoriales, serían 49.700 trabajadores, el 9,1% del empleo del sector cultural.

La estimación de ingresos por ventas de libros de las librerías independientes en 2016 es de 763.181.739 euros, un 3,64% más que el año anterior. A pesar de este dato positivo, hay mucha heterogeneidad y dispersión en los datos. En torno a la mitad de los establecimientos aumenta su facturación en libros frente a otra mitad que disminuye sus ventas. Además, se observa que un porcentaje muy alto de las librerías tienen variaciones muy fuertes (por encima del 15%) en su facturación, tanto en uno como en otro sentido. En los porcentajes acumulados del global del año, el 51,10% de las librerías aumenta su facturación en libros frente al 48,90% que la disminuye. En términos de ejemplares vendidos, el porcentaje de librerías que registra mayores ventas es del 41,80%, frente a un 58,20% en el que bajan.

image

Respecto al personal ocupado en librerías, el 45% son los mismos propietarios que trabajan en ellas. El resto es en su mayoría personal fijo en la empresa (79%), con un 62% de mujeres. En el caso de los trabajadores eventuales (21%), las mujeres representan el 70%. Con respecto a los propietarios, apenas hay diferencias por sexos, con un 52% de mujeres frente al 48% de hombres. El número de trabajadores fijos en 2016 se ha mantenido respecto al ejercicio 2014 situándose en términos globales en 2,6 empleados por establecimiento. En el caso de los trabajadores eventuales la media ascendió en 2016 a 0,8 empleados frente a los 0,3 de 2014. Este incremento se ha producido especialmente en las librerías pequeñas. Por encima de la media se sitúan las librerías muy grandes (16,8 trabajadores fijos y 3 eventuales), las grandes (8,5 trabajadores fijos y 0,6 eventuales) y las medianas-grandes (4,7 empleados fijos y 0,8 eventuales).

¿Cómo son las librerías?

Entre las librerías españolas predominan las independientes, con un 80,4% de ellas que no pertenece a ninguna cadena. Del 19,6% que sí pertenece a una cadena, la mitad opera en una red de sólo dos o tres establecimientos.

El perfil más frecuente es el de las librerías generales de proximidad (37,6%), seguidas de las especializadas con un 26,5%, las librerías generales de fondo con un 23% y, por último, las del tipo general con especialización, con el restante 13%. Con respecto a 2015, el año pasado subieron los establecimientos de tipo general de proximidad y general con especialización frente al general de fondo y especializado.

image

En cuanto a la relación entre el tipo de librería y el tamaño de la población en la que se ubica, los datos demuestran que las especializadas se localizan fundamentalmente en ciudades de más de 100.000 habitantes, que las generales con especialización aparecen especialmente en ciudades de 100.000 a 500.000 habitantes, que las generales de fondo son librerías fundamentalmente grandes en ciudades de 100.000 a 500.000 habitantes y, por último, que las generales de proximidad suelen ser librerías pequeñas en ciudades de menos de 25.000 habitantes.

Entre las librerías especializadas y generales con especialización destacan las de literatura infantil y juvenil, con un 27,9%. Le siguen las dedicadas a lenguajes, lingüística y literatura (11,2%); las dedicadas a ciencias sociales (economía, derecho y educación), con un 11%; las especializadas en cómics (10,4%) y las dedicadas a artes, bellas artes y deportes (10,2%).

La superficie media es de 163,7 metros cuadrados y su stock medio, de 9.092,6 ejemplares, una cifra que suele estar relacionada con el tamaño de la librería, ya que la cifra de libros en existencias es superada en las muy grandes (28.253,3), las grandes (29.312,5), las medianas-grandes (23.964,4) y las medianas pequeñas (12.733,3). Todas las librerías pequeñas se sitúan por debajo de la media.

¿Qué venden las librerías?

El libro representa de media el 71% de la facturación de las librerías, que complementan sus ventas con artículos de papelería, revistas, música y otros artículos como accesorios de lectura y música o productos complementarios a los libros especializados.

Un análisis desglosado según el tamaño de los establecimientos muestra que en el segmento de 600.000 a 1.500.000 euros de facturación anual el libro representa casi el 90% de sus ventas. Este porcentaje se reduce al 62% entre las que venden menos de 30.000 euros. Hay, por tanto, una correspondencia entre el tamaño de la librería y su composición en las ventas. Cuanto mayor es su tamaño, mayor es el papel de los libros en su facturación. Y sucede lo mismo al revés: cuanto más pequeñas son las librerías, más importancia adquiere en su facturación la venta de papelería, revistas y otros productos. En este sentido hay que destacar que las librerías especializadas son las que más proporción de libros venden (más del 80% de sus ventas). En el polo opuesto, las librerías generales de proximidad son las que menor proporción de libros facturan (sobre el 60% de sus ventas) en favor de artículos de papelería.

image

Llama la atención que tan sólo un 5,1% de las librerías haya vendido en 2016 lectores de libros electrónicos, una tendencia a la baja que ya se mostraba en 2014. Por su parte, la venta de ebooks sí ha subido, hasta alcanzar en 2016 un 11,4% (un punto más que en 2014).

Internet

En cuanto a la relación de las librerías con la Red, el 22,4% de ellas vende por internet, medio por el que estos comercios consiguen una media del 11% de sus ventas totales. Según el informe del Mapa de Librerías, se detecta una correspondencia entre el uso de internet como canal de ventas y el tamaño de las librerías, con las librerías grandes como las que más frecuentemente venden por internet. También existe relación entre el uso de ambos canales (offline y online) y el tipo de librería, con las librerías especializadas como las que más usan internet, seguidas de las generales de fondo. También aquí tiene que ver el tamaño del establecimiento, ya que las librerías pequeñas suelen ser librerías de proximidad, que son las que tienen las cifras más bajas de venta online.

Todas las librerías especializadas facturan por sus ventas en internet más que la media del sector. Eso es especialmente significativo en el caso de venta de libros de ciencias, como matemáticas y ciencias naturales, ciencias aplicadas, medicina y tecnología.

Promoción y comunicación

En el estudio sobre las librerías españolas también se han analizado cuestiones como las actividades dinamizadoras que tienen lugar en los establecimientos o sus iniciativas de comunicación con los lectores. En cuanto al primer punto, un 36,5% de las librerías utiliza la presentación de libros, firma de libros o conferencias como actividad de dinamización y un 19,4% organiza sesiones de cuentacuentos.

image

Con respecto a la comunicación, un 47,6% de las librerías utiliza las redes sociales, elemento más utilizado independientemente del tamaño de la librería, aunque es mayor en los establecimientos de menor tamaño (un 52,9% en el caso de las muy pequeñas frente a un 36,8% de las grandes). La segunda actividad de comunicación más empleada son medios como boletines de comunicación de la librería o envío de correos electrónicos (de media un 29,3%; 38,7% de máximo para las librerías grandes y un 22,1% de mínimo en el de las pequeñas).

En cuanto a las principales redes sociales utilizadas por las librerías,
Facebook es la más empleada, con un 99,2%, seguida de Twitter (46,4%) e
Instagram (24,7%).

image

Nota: Los datos y los gráficos proceden de los informes del Observatorio de las Librerías de Cegal.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario