El libro electrónico en España alcanza una cuota de mercado del 11%

No ha acabado con el libro impreso, como algunos vaticinaban hace unos años, pero el libro electrónico está plenamente consolidado y supone un porcentaje importante de la facturación del sector editorial en España. Según los datos dados a conocer por el Congreso del Libro Electrónico que se ha celebrado en Barbastro, los ebooks constituyen el 11% de las ventas del sector editorial en español y en ellos juega un papel determinante la autoedición.

Foto: freestocks.org (Unsplash)

Foto: freestocks.org (Unsplash)

Los participantes en la cita de Barbastro apostaron por la creación de una asociación que evalúe la realidad del sector editorial digital a partir del análisis conjunto de los diversos informes que, hasta ahora, se elaboran por separado. El director académico del Congreso, Javier Celaya, incidió en la importancia de este paso, “una idea puntera no sólo dentro de nuestras fronteras, sino que carece de referente a nivel europeo”. Ese colectivo que se espera surja de este congreso tendría como objetivo final incrementar la visibilidad y defender activamente los intereses de las empresas y proyectos digitales relacionados con el mundo del libro.

Desde el Congreso del Libro Electrónico, que ha celebrado este año su quinta edición, también se ha abogado por que la autoedición gane más representatividad en el sector (constituye un 15-20% de las ventas digitales) y por el desarrollo de propuestas como la creación y dinamización de comunidades de lectores, los formatos multimedia que incluyen interactividad o las plataformas de suscripción, que proporcionan a las editoriales cerca del 5% de sus ingresos, cuando hace un año no llegaban al 1%.

Otro de los ejes temáticos del congreso de Barbastro ha sido el análisis del impacto de internet en otras industrias creativas como el cine, la música, los videojuegos o la prensa para extrapolar conclusiones y adaptar estrategias al mundo del libro. “Estas industrias pueden aportar muchas lecciones aprendidas al mundo del libro que nos permitirán evitar cometer sus mismos errores”, según Celaya, que cree que los nuevos modelos económicos “nos ayudarán a vender más libros en papel, gracias a la evolución de la impresión bajo demanda”.

Los buenos datos que registran los contenidos digitales se detectan también al otro lado del Atlántico, como se ha puesto de manifiesto en este congreso, conectado permanentemente con el Centro de Cultura Digital de Ciudad de México. El país latinoamericano se ha convertido en el segundo mercado más importante en la comercialización de contenidos digitales después de España y ya existen más de 40 editoriales mexicanas que comercializan sus libros en formato digital. Y también en México, y en otros países, se compran los ebooks de editoriales españolas, que venden más de la mitad de su producción fuera de nuestras fronteras.

En el encuentro también se habló de audiolibros, de los que se pronosticó que en cinco años alcanzarán el 30% de la facturación de contenidos digitales, e incluso de inteligencia artificial, cuya puerta de entrada en el mundo del libro será a través de herramientas inteligentes como bots y algoritmos para conocer mejor a los lectores. No faltaron entre los asistentes al congreso quienes se mostraron convencidos de que muy pronto, antes de lo que sospechamos, podremos leer novelas y ensayos no escritos por personas, sino por máquinas.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario