Diez años del Kindle de Amazon (II): los libros más vendidos de cada año

El lector de libros electrónicos más popular del mercado, el Kindle de Amazon, celebra estos días su décimo aniversario, un hito que ha servido a la compañía de Jeff Bezos de excusa para dar a conocer la lista de los libros para Kindle más vendidos de su historia o qué título ha sido el más popular cada año, desde 2007.

image

[También en Libros de Babel, los libros más vendidos de la historia del Kindle]

Al igual que ocurría con la lista de obras que más se han vendido durante esta década, tampoco hay sorpresas si miramos qué libro ha sido el más popular cada año, con sospechosos habituales como Ken Follett, Dan Brown, E. L. James o Paula Hawkins, aunque sí llama la atención que el libro más vendido en lo que llevamos de 2017 sea uno publicado hace más de 30 años: El cuento de la criada de Margaret Atwood. Las adaptaciones (en este caso, a la televisión) suelen atraer a nuevos lectores.

En este artículo incluimos diversos enlaces de compra. Si os gusta lo que hacemos, podéis ayudarnos siguiendo los enlaces del post para adquirir los productos que recomendamos y que os interesen. Gracias.

Desde 2007 a 2017, éstos fueron cada año los libros más vendidos para Kindle:

2007. Los pilares de la Tierra, de Ken Follett.

Conocido hasta entonces por sus thrillers, Ken Follett sorprendió en 1989 con la publicación de esta novela monumental de mil páginas, ambientada en el siglo XII y centrada en las vicisitudes que rodeaban la construcción de la catedral de la ficticia Kingsbridge. Éxito instantáneo y presente año tras año en las listas de títulos más vendidos y mejor valorados por los lectores, no sorprende que fuese el primer bestseller del Kindle. Casi dos décadas después, en 2007, Follett publicó una continuación, Un mundo sin fin, y este año ha llegado a las librerías el título que sirve de cierre a la trilogía de Kingsbridge: Una columna de fuego.

2008. The Complete User’s Guide to the Amazing Amazon Kindle, de Stephen Windwalker.

Antes de que Amazon difundiese su propia guía de uso de su nuevo dispositivo, Stephen Windwalker publicó una de su propia cosecha que llegó a ser tan popular que se acabó convirtiendo en el título más vendido de 2008.

2009. El símbolo perdido, de Dan Brown.

La primera novela de Dan Brown que aparece en esta lista es la esperada continuación de El código Da Vinci (Ángeles y demonios es anterior al título que lanzó al estrellato a Brown). También protagonizada por Robert Langdon, la acción, que arrancaba en el Capitolio, estaba centrada en Washington. Los secretos por descubrir no tenían en esta ocasión relación con el Vaticano o la Iglesia católica, sino con la masonería, que tanto tuvo que ver en la fundación de Estados Unidos.

2010. Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson.

Primer título de la serie Millennium, de la que Stieg Larsson planeó escribir diez libros, aunque la muerte le llegó en 2004 con sólo tres de ellos terminados (de hecho, el tercero no estaba del todo cerrado). Los hombres que no amaban a las mujeres fue, al igual que los dos siguientes títulos (La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire), publicado tras la muerte del autor sueco, que no pudo disfrutar de su éxito (ni de los beneficios) ni asistir a la pasión que se desató en todo el mundo por su Mikael Blomkvist y, sobre todo, por Lisbeth Salander. En 2009 se estrenó la adaptación sueca a la pantalla de las tres novelas, con el recientemente fallecido Michael Nyqvist como Blomkvist y Noomi Rapace como Salander. En 2011 llegó a las pantallas la versión de David Fincher de la primera novela con Daniel Craig y Rooney Mara en los papeles principales. En los últimos años la serie de novelas ha continuado con dos títulos (por ahora) firmados por David Lagercrantz: Lo que no te mata te hace más fuerte (2015) y El hombre que perseguía su sombra, publicado este año.

2011. Criadas y señoras, de Kathryn Stockett.

Publicada en 2009, Criadas y señoras fue la primera novela de Kathryn Stockett, con la que cosechó buenas críticas y unas cifras de ventas razonables hasta que unas y otras se dispararon con la adaptación al cine que se estrenó en 2011. La historia está protagonizada por Skeeter Phelan, una joven aspirante a escritora de familia adinerada y de amigos igualmente adinerados en el Mississippi de los años 60, una época y un lugar en el que las grandes casas solían tener servidumbre y dicha servidumbre solía ser de piel mucho más oscura que la de sus empleadores. Skeeter, que nunca ha encajado demasiado bien en ese mundo y que no está dispuesta a que el entorno (sus amigos, su familia) le diga qué tiene que hacer con su vida (en resumen: casarse y tener muchos hijos), escribe una novela a partir de los testimonios de las criadas sobre sus señoras que vuelve patas arriba la vida de la comunidad en la que viven.

2012. Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James.

Un pelotazo indiscutible que comenzó como un fanfiction autopublicado basado en la serie Crepúsculo, pero más subido de tono. Las tórridas peripecias de Christian Grey y Anastasia Steele han sido una presencia habitual en las listas de los más vendidos desde la publicación de la primera entrega en 2011. La serie se completa con Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas, a los que se añade otro título que narra lo acontecido en la trilogía precedente desde el punto de vista de Christian Grey (y otro más que se publicará en diciembre). Ni que decir tiene que todos los títulos se han vendido tan bien como el primero. Las adaptaciones al cine (la primera se estrenó en 2015, la segunda este año y la tercera está prevista para 2018) han ayudado sin duda a las ventas, pero estas novelas se vendían muy bien antes de las películas, y lo siguen haciendo. Si cuando se publicó El código Da Vinci era habitual ver a gente leyéndolo en el transporte público, unos años después la escena se repetía con los libros de E. L. James. Aunque en este último caso quienes los leían solían ser mujeres.

2013. Inferno, de Dan Brown.

Nueva aventura de Robert Langdon, en esta ocasión con Florencia como telón de fondo (inicial, porque la acción luego va saltando por media Europa) y con Dante y su Divina Comedia como hilo conductor de una trama que incluye peligrosos experimentos científicos y guerra bacteriológica. Y todo en el estilo de Dan Brown, sin sorpresas ni para bien ni para mal. Sus lectores saben lo que buscan cuando abren un libro suyo y eso es precisamente lo que encuentran. Su última obra es Origen, también con Robert Langdon al frente.

2014. Bajo la misma estrella, de John Green.

John Green es otro autor popular, tanto en ventas como entre sus lectores, aunque su público objetivo pueda no coincidir con el del resto de títulos de los que hablamos en este artículo (su narrativa se encuadra en el género de los jóvenes adultos, o young adults). Como en el resto de su bibliografía, también para leer Bajo la misma estrella conviene tener a mano un buen surtido de pañuelos, porque la historia, que combina una pareja joven enamorada y un cáncer terminal, no puede ser más lacrimógena. También tuvo esta novela película, estrenada casualmente en 2014, el año en que copó las ventas de Kindle.

2015 y 2016. La chica del tren, de Paula Hawkins.

Otro fenómeno editorial, la primera novela que Paula Hawkins publicó con su nombre consiguió ser el libro más vendido para Kindle dos años consecutivos. Tras ejercer unos años como periodista, Hawkins publicó unas cuantas novelas cómico-románticas bajo el seudónimo de Amy Silver. Ninguna tuvo éxito. Entonces decidió probar con algo más serio, más oscuro, y fue así como creó a Rachel Watson, la protagonista y narradora en primera persona (y un buen ejemplo de lo que es un narrador poco de fiar) de La chica del tren que, todo sea dicho, no nos gustó demasiado. Tanto éxito tuvo que sólo dos años después de su salida al mercado ya estaba en los cines su adaptación, protagonizada por Emily Blunt y Justin Theroux, lo que seguro contribuyó a extender el reinado de la novela en las listas de ventas.

image

2017. El cuento de la criada, de Margaret Atwood.

Sin duda su exitosa (y excelente) adaptación a la televisión es responsable de una parte importante de las ventas, pero no es el único factor que explica la actual popularidad de este libro de Margaret Atwood. Seguro que ha tenido algo que ver el incierto contexto mundial, que ha disparado las ventas de otro título con el que tiene mucho en común: 1984 de George Orwell. Como el clásico orwelliano, El cuento de la criada es una distopía, situada en un futuro muy cercano en una dictadura teocrática: la ficticia República de Gilead, resultado de una guerra que ha dejado a buena parte de la población estéril. Las mujeres fértiles son raptadas, torturadas y enviadas a las casas de la élite gobernante, los “comandantes”, que una vez al mes las violan para dejarlas embarazadas en una sórdida “ceremonia” en la que participan también las esposas de los comandantes. Esas mujeres son las “criadas”, despojadas de todo derecho, hasta el de conservar su propio nombre. La protagonista, que narra lo que le acontece desde su limitadísimo punto de vista y está en la casa del comandante Fred, se llama Defred (Offred, en inglés) porque a él pertenece. Y su única función en ese perverso orden social es quedarse embarazada. El terrorífico mundo que plantea El cuento de la criada da para un artículo mucho más largo porque, como ocurre en toda buena distopía, ese mundo no está tan lejos del nuestro. Por ahora sólo recomendaremos encarecidamente su lectura (y su adaptación televisiva). Si vais a leer sólo un libro de esta lista, que sea éste.

Nota: Este artículo no ha sido patrocinado por Amazon.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario