‘Spy of the First Person’, la novela final de Sam Shepard

El último trabajo de ficción que completó Sam Shepard antes de fallecer el pasado mes de julio verá la luz en diciembre. De título Spy of the First Person, la novela tiene un marcado tinte autobiográfico ya que recorre la vida de un hombre que lucha por vencer a una terrible enfermedad como la que el mismo Shepard sufrió. El autor trabajó en esta póstuma obra en los meses inmediatamente anteriores a su fallecimiento, ya aquejado por los estragos que le produjo la progresión de la esclerosis lateral amiotrófica que padecía.

image

En la novela, el narrador de la historia recuerda su vida mientras observa cómo la enfermedad le acosa y debilita en un sostenido ocaso, en un reflejo claro de los síntomas que el mismo Shepard padeció a lo largo de sus últimos años. Así, la sinopsis del libro señala que el lector se encontrará ante “la historia de un narrador anónimo que relata los recuerdos de su vida mientras se somete a tratamiento por una afección médica que lo hace depender de los seres queridos que lo cuidan”.

Shepard comenzó a escribir este último trabajo de ficción en 2016, ya atacado por la enfermedad, algo que no supuso obstáculo, al principio, para escribir los primeros borradores usando una máquina de escribir; más adelante, cuando ya le resultaba casi imposible pulsar las teclas de la máquina dada su deteriorada condición física, comenzó a grabar en cintas dictados de las modificaciones al texto que él mismo narraba. Estas grabaciones fueron transcritas e impresas por sus hermanas y su hija, en un trabajo completado posteriormente por la cantautora y poeta Patti Smith, vieja y muy cercana amiga de Shepard que se encargó de editar y componer las páginas de la novela, edición que terminó justo una semana antes del fallecimiento del actor, escritor y dramaturgo ganador del Pulitzer.

Smith, poco después de la muerte de Shepard, se refirió en las páginas de la revista Rolling Stone a esta última colaboración con su amigo, que tuvo que dejar su pasión por los viajes tras ser diagnosticado de ELA: “Finalmente dejó de recoger y de irse [de viaje]. A partir de entonces, lo visité y leímos y hablamos, pero sobre todo trabajamos. Trabajando sobre su último manuscrito, valientemente invocó unas reservas de energía mental, enfrentándose a cada desafío que el destino le asignó. Su mano, con una media luna creciente tatuada entre el pulgar y el índice, descansaba sobre la mesa ante él. El tatuaje fue un recuerdo de nuestra juventud: yo llevo un rayo en la rodilla izquierda”.

image

La última novela de Sam Shepard llegará a las librerías en diciembre (en preventa aquí) de la mano de Knopf, su editorial habitual, para cerrar una carrera tan extensa como ecléctica que le llevó a forjar una fama de actor de carácter y de escritor comprometido con su arte y su forma de afrontar la vida. Este compromiso le llevó a actuar en más de 60 películas, llegando a estar nominado al Oscar por la cinta Elegidos para la gloria, dirigida por Philip Kaufman, y también a firmar 55 obras de teatro, incluida Buried Child, que le valió el Premio Pulitzer en 1979.

LuAnn Walther, veterana editora de Shepard, describe así esta novela final: “En una prosa ardiente y hermosa, el extraordinario último trabajo de Sam Shepard salta de la página con su inmediatez y energía. Vivo, embrujador y profundamente conmovedor, es una expresión inquebrantable de las vulnerabilidades que nos hacen humanos, y una celebración sin límites de la familia y la vida”.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario