Suben las inscripciones de ISBN en España y las ediciones electrónicas rozan el 30%

image

La industria editorial en España empieza a salir de la crisis, no sólo por su facturación, que tocó fondo en 2013 y desde entonces experimenta un crecimiento lento pero sostenido año tras año (estos son los últimos datos de Cegal), sino también en cuanto a la edición de nuevos títulos. Según la Panorámica de la edición española de libros elaborada por el Ministerio de Educación y Cultura, las inscripciones de ISBN aumentaron en 2016 un 8,3%, pasando de los 79.397 de 2015 a los 86.000 del año pasado.

Los autores del informe aseguran que España continúa como una de las grandes potencias editoriales del mundo, siendo uno de los principales mercados europeos en cuanto a disponibilidad de títulos. Según datos de la Federación de Editores Europeos, España ocupa el quinto puesto detrás de Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.

El estudio desvela que la edición de libros en papel aumenta un 6,4% y que la electrónica, que representa ya el 29,3% de la edición, crece un 13,3%. Dentro de ella, los libros digitales suben un 13,5%, para suponer el 93,7% de la edición electrónica y el 27,5% del total de la producción.

Por materias, aumentan los libros de ciencia y tecnología (26,0%), infantil y juvenil (17,6%), otros (16,8%), creación literaria (11,2%) y ciencias sociales y humanidades (4,1%); mientras, bajan libros de texto (-3,5%) y los de tiempo libre (-2,5%).

En cuanto a las lenguas de publicación, el 91,4% de los libros se editaron en lenguas españolas (85,5% castellano, 10% catalán, 2,1% euskera, 1,5% gallego y 0,8% valenciano). Las traducciones representan el 16,1% de la producción, con el inglés como lengua más traducida (50,7%). Por lo que respecta a los datos por comunidades autónomas, Madrid y Cataluña suponen el 60,7% del total (32,4% para Madrid y 28,3% para Cataluña). Por detrás están Andalucía (14,5%) y la Comunidad Valenciana (8,4%).

Editores

La base de datos de la Agencia Española del ISBN registró el año pasado 281 altas de agentes editores, casi todos (99,3%) de los considerados como pequeños editores (100 libros o menos). Por comunidades autónomas, son Madrid y Cataluña, seguidas de Andalucía y la Comunidad Valenciana, las regiones en las que han surgido más editores nuevos. En 2016, el 87,2% de los nuevos agentes editores, al solicitar su alta en el ISBN, ya manifestaron que su producción iba a ser menor de 10 libros y, de hecho, un 89% no alcanzaron dicha cifra. Desde el año 2000 no se ha registrado ninguna incorporación de editoriales grandes (entre 1.001 y 100.000 libros).

Durante el año pasado, el número de editores que han publicado libros, en papel y en otros soportes, aumentó un 2,1% (de 2.963 en 2015 a 3.026 en 2016). Por su parte, el número de autores-editores bajó un 11,2% (de 3.818 en 2015 a 3.392). El informe destaca que en el sector editorial español “conviven un elevado número de agentes con publicaciones esporádicas, de una vida corta e irregular, con editores estables con proyectos consolidados”.

Así se refleja en la producción de los agentes editores activos en 2016: de los 3.026 agentes editores, el 19,1% (579) publicó un solo libro el año pasado y 1.396 editores (el 46,1% del total) han publicado entre dos y nueve títulos, lo que supone que el 65,3% de los editores publicaron menos de diez títulos en 2016. En el apartado de autores-editores, el 79,4% sólo editó un libro en 2016 y el 99,3% editó menos de diez títulos.

image

Traducciones

Las traducciones constituyen el 16,1% del total de la producción editorial española y el año pasado la cifra subió un 7,8% con respecto a 2015. Como indicábamos más arriba, las traducciones del inglés suponen la mitad del total de los textos adaptados al castellano. Entre las 10 lenguas más traducidas en 2016, destaca el aumento del sueco (58,5%), el italiano (35,1%) y el portugués (29,8%) y la caída del alemán (-16,9%) y el japonés (-11,3%).

Concentración geográfica en torno a Madrid y Barcelona

La distribución de la oferta editorial continúa mostrando la tradicional polarización en torno a Madrid y Barcelona: entre ambas se publica el 59,1% de todo lo editado, situándose a gran distancia Valencia (6,9%), Sevilla (4,5%) y Almería (2,4%). Madrid ocupa la primera posición provincial con el 32,4% de toda la producción española, seguida de Barcelona con el 26,7%. Las demás provincias se reparten el 40,9% restante.

Concentración de la producción

En 2016 sólo 13 editoriales privadas superaron la cota de edición de los 700 libros por año. En contraste, 1.417 editores y 3.295 autores editores publicaron cuatro o menos libros al año. Si se compara la situación de 2016 con la de los años anteriores puede comprobarse que esa concentración no es algo nuevo: en 2014 el 4,7% de los agentes editores lanzaron al mercado el 57,1% de los libros, en 2015 el 59,6% de los libros fueron publicados por el 4,4% de los editores y en 2016 el 4,8% de los editores publicaron el 54,6% de los libros.

Precios

Según los datos recogidos en el estudio, en 2016 el 39,3% de los títulos se mantuvo por debajo de 10 euros por ejemplar y una cifra similar, el 41,1%, se situó en la horquilla 10-20 euros por ejemplar. En 2016 el precio medio del libro bajó un 5,4%. En papel esa caída fue del 8,5% y en otros soportes subió un 6,7%.

El subsector con precios medios más elevados es el de libros de texto, 31,97 euros por ejemplar, seguido de los libros de ciencias sociales y humanidades, con un precio medio de 25,04 euros por ejemplar, y los científicos y técnicos, con 21,85 euros por ejemplar. Los precios más bajos corresponden a los libros infantiles y juveniles, 11,28 euros, y a los de creación literaria, 12,59 euros.

Edición electrónica

En cuanto a la edición electrónica, el año pasado el número de agentes editores subió un 4,7% con respecto al año anterior y los autores editores han pasado de 676 a 500 (un descenso del 26%). Por su parte, el número de títulos aumentó un 13,3% respecto al año anterior. Los PDF representan el 36,8% del total de la edición electrónica, los ePub el 28,3%, otros e-book el 24,7%, los CD-ROM el 4,1% y Mobi (Kindle) el 3,9%. El 2,2% restante se lo reparten los DVD, CD-I, CDV, CD-Photo, disquetes y otros soportes.

Por comunidades autónomas, Madrid (36,6%), Cataluña (24,8%), Andalucía (14,0%) y la Comunidad Valenciana (12,5%) fueron las que más ISBN de edición electrónica solicitaron y los sectores con más libros electrónicos en 2016 fueron ciencias sociales y humanidades (32,3%), ciencia y tecnología (20,3%) y libros de texto (19,6%). En cuanto a las lenguas de publicación, el castellano se sitúa en cabeza (76,9%) y, a gran distancia, el catalán (8,3%), el inglés (6,7%), el euskera (2,7%) y el portugués (1,7%).

Por lo que se refiere a las traducciones, constituyen el 12,3% de las ediciones digitales, de las que más de la mitad (56,3%) corresponden al inglés. Las primeras ediciones supusieron el 98,9% de los ISBN concedidos y el precio medio de la edición electrónica en 2016 fue de 14,44 euros, un 6,7% más que el año anterior.

Libros digitales

El estudio del Ministerio de Cultura distingue entre ediciones digitales y libros digitales. Estos últimos crecieron en 2016 un 13,5% en relación con el año anterior, con subidas en PDF (23,7%), otros e-book (9,1%) y ePub (8,4%) y bajadas en Mobi (Kindle, -4,4%). Los PDF representan el 39,3% del total de la edición de libros digitales, los ePub el 30,2%, otros e-book el 26,4% y Mobi (Kindle) el 4,1%.

En lo que se refiere a los editores, su número ha subido un 10,5%, mientras que los autores editores han pasado de 620 en 2015 a 477 en 2016 (descenso del 23,1%). Las 25 empresas editoriales que más ISBN solicitaron representan el 52,8% del total de la producción en este soporte, con Bubok Publishing SL, Santillana Educación SL, Difusión Avances de Enfermería (DAE), el Servei de Publicacions de la Universitat Autònoma de Barcelona y la Universidad de Granada encabezando la lista. En la industria conviven editores (el 35,3%) con más de 10 títulos publicados en el año con un variado grupo de agentes que han introducido en el mercado uno o dos títulos.

Madrid (38,2%), Cataluña (25,0%), Andalucía (13,4%) y la Comunidad Valenciana (12,8%) fueron las que más ISBN de libro digital solicitaron. La lengua de publicación mayoritaria fue el castellano (77,1%) y las traducciones supusieron un 12,8% del total (con un 55,5% para el inglés. Las primeras ediciones representaron el 98,9% de los ISBN concedidos y el precio medio de los títulos se situó en 12,79 euros (un 5,4% más que el año anterior).

image

Curiosidades del informe

Como suele ocurrir con los informes tan extensos (más de 150 páginas), hay multitud de datos que merecerían un análisis en profundidad. En este texto nos hemos limitado a recopilar las cifras más significativas, pero hay un apartado del estudio que nos ha llamado mucho la atención: el listado de editoriales que más ISBN registraron el año pasado.

Sorprenden, por una parte, las identidades de las cinco empresas que aparecen en lo más alto del ranking: Bubok Publishing SL (2.607 títulos), Santillana
Educación SL
(2.098), Editorial Círculo Rojo (1.784), Planeta DeAgostini
(este puesto es algo engañoso: inscribió 1.780 ISBN que corresponden a
247 títulos, porque su actividad principal son los coleccionables) y
Formación Alcalá SL (1.618).

También resulta curioso, cuanto menos, que una de las
grandes editoriales de España, Editorial Planeta SA, no aparezca hasta
el noveno puesto y que ofrezca solamente 1.014 títulos inscritos, así como que no figure entre las 100 primeras empresas el otro gran grupo editorial que opera en España, Penguin Random House, algo que se
explica por la disgregación de las marcas con las que trabajan ambos.
Tanto Planeta como Penguin Random House publican sus obras bajo una miríada de sellos diferentes, lo que dificulta saber cuántos títulos editan y venden realmente.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario