La revista ‘Forbes’ publica la lista de los escritores mejor pagados de 2016

Embed from Getty Images

Vivir de la literatura, ese mito inalcanzable que puebla los sueños más húmedos de todo aquel que se llame a sí mismo escritor. Al menos es lo que uno podría pensar sobre el asunto, ya que de la literatura también se vive y, según quién sea el autor, se puede vivir bastante holgadamente, al menos si tu nombre está entre los de unos pocos elegidos de la cuasi aristocrática lista que ha hecho pública la prestigiosa revista económica Forbes para el año en curso. Esta relación la componen, en toda lógica, los autores mejor pagados, y muestra las mareantes cifras de ganancias de los escritores en cuestión, eso sí, antes de impuestos.

El exclusivo listado, según reza The Guardian, se ha elaborado tomando como base las cifras oficiales de ventas de libros entre junio de 2015 y junio de 2016, tanto en papel como en formato electrónico y audiolibro, además de los beneficios obtenidos por las adaptaciones a cine, televisión y otros medios, todo esto combinado con un análisis exhaustivo por parte de expertos. El resultado de este estudio conforma un podio que tiene en su escalón más alto, por tercer año consecutivo, a James Patterson, creador de novelas de misterio como las protagonizadas por el detective de homicidios Alex Cross o la recientemente adaptada a serie de televisión Zoo. El autor estadounidense, considerado habitualmente como una industria del libro en sí mismo, se embolsó la nada despreciable cifra de 95 millones de dólares, unos 85 millones de euros.

Tras Patterson, y a una más que considerable distancia, en el segundo peldaño se sitúa el autor de libros infantiles Jeff Kinney, popular por su serie Wimpy Kid. El polifacético escritor, que también es diseñador de juegos, actor, director de cine y dibujante de cómics, recibió unos modestos, en comparación con el montante del anterior, 19,5 millones de dólares, unos 17,5 millones de euros. Cerca de Kinney, con el bronce de esta monetaria carrera, se alza con 19 millones de dólares (17 millones de euros) J. K. Rowling, creadora del rentable universo de Harry Potter, que va desde la serie de libros a sus correspondientes adaptaciones cinematográficas, pasando por los parques temáticos y la reciente obra teatral que culmina la historia del mago de Hogwarts, titulada Harry Potter y el legado maldito.

Justo después de los tres puestos de honor, en la cuarta posición, se sitúa John Grisham, que sigue vendiendo alrededor de un millón de copias anuales de sus libros de corte thriller judicial y que con 18 millones de dólares (16 millones de euros) adelanta al triple empate que se produce entre Stephen King, Danielle Steel y Nora Roberts, cada uno de ellos con 15 millones de dólares (13,5 millones de euros). Tras este trío se encuentra E. L. James, autora de Cincuenta sombras de Grey y que ha percibido 14 millones de dólares (12,6 millones de euros).  

imagePaula Hawkins (Foto: Kate Neil)

Entre estos sospechosos habituales se ha colado Paula Hawkins, autora de la novela La chica del tren, último fenómeno literario con protagonista femenina, tras la excelente Perdida de Gillian Flynn, en copar los puestos de superventas. Hawkins consigue el noveno lugar en la clasificación con unos apetecibles 10 millones de dólares (casi 9 millones de euros). La escritora comparte puesto empatada en ganancias con los especialistas en literatura para jóvenes adultos Veronica Roth (Divergente) y John Green (Bajo la misma estrella), todos por delante de George R. R. Martin (Juego de Tronos), que se queda en sólo 9,5 millones de dólares (8,5 millones de euros) en el duodécimo lugar, que completa el listado de honor y que comparte empatado con otros dos escritores: Dan Brown (Inferno) y Rick Riordan (La espada del tiempo).

De forma cada vez más creciente e influyente, el mundo de las adaptaciones multimedia de los textos escritos juega un papel decisivo en el aumento de ventas de libros, como bien señala Natalie Robehmed, autora del reportaje en Forbes, cuando menciona que “la palabra escrita no está muerta, aunque las adaptaciones para televisión y películas a menudo ayudan a mejorar las ventas”. En este sentido es reseñable que todos los componentes de este listado tienen entre su obra un elevado número de este tipo de versiones adaptadas como Zoo, de Patterson, Juego de Tronos, de Martin, o Divergente, de Roth, por mencionar sólo unos pocos ejemplos. A este tren (nunca mejor dicho) de adaptaciones se ha subido en último lugar Paula Hawkins, con una película basada en La chica del tren a muy pocas fechas de llegar a los cines.

A las puertas de entrar en la ilustre lista se han quedado escritores como Andy Weir (El marciano) y Rachel Renée Russell (Diario de Nikki), ambos muy cerca de haber logrado ser incluidos. Gillian Flynn (Perdida), Suzanne Collins (Los Juegos del Hambre) y Janet Evanovich (Entre pillas anda el juego) se caen de la relación final por, según Natalie Robehmed, una bajada en el ritmo de ventas de sus libros.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario