Aparece un ensayo perdido de H. P. Lovecraft que le encargó Harry Houdini

image
H.P. Lovecraft

Como si se tratase de uno de los famosos números protagonizados por el ilusionista húngaro-americano, se ha descubierto un largamente perdido trabajo del maestro del horror entre los enseres de una tienda de artículos de magia de Chicago ya clausurada. El ensayo en cuestión, de título El cáncer de la superstición, consta de 31 páginas mecanografiadas y lo elaboró H. P. Lovecraft en 1926 a modo de escritor fantasma bajo encargo del famoso escapista Harry Houdini, que actuaría además de supervisor del texto. Poco después de realizar el encargo, Houdini falleció y Lovecraft abandonó un proyecto del que sólo había completado las páginas ahora halladas que, en apariencia, podrían ser el primer capítulo del tratado.

Estos folios formaban parte de una colección mayor que perteneció a Beatrix Houdini, viuda del ilusionista, y también al que fuera su representante, Edward Saint. Tras la muerte de Beatrix en 1943, nadie reclamó estos documentos y pasaron a formar parte de una especie de limbo de objetos sin catalogar o investigar y, por tanto, desconocidos por los expertos y el gran público, aunque existían algunos rumores sobre su existencia. Según informan en The Guardian, el ensayo fue descubierto por un comprador privado que, tras proceder a intentar ordenar el maremágnum de documentos que había adquirido, se percató de la importancia de lo que atesoraban sus manos.  

Las 31 páginas serán subastadas el próximo 9 de abril por Potter & Potter Auctions, casa de subastas de Chicago, con un precio de salida de unos 13.000 dólares que pueden llegar, según las estimaciones, a un precio final de entre 25.000 y 40.000 dólares. El presidente de la compañía, Gabe Fajuri, sostiene que “el manuscrito profundiza el debate sobre el legado de dos figuras cuya popularidad se basaba en jugar a ambos lados de la curiosidad de su audiencia, incluyendo el espiritismo, lo sobrenatural, lo real y lo irreal”. Sin obviar que tanto Lovecraft como Houdini atraían a sus espectadores mediante la ilusión de la ciencia ficción y la fantasía del escapismo, Fajuri añade que “ambos se reúnen aquí en lo que llaman una campaña contra la superstición. Argumentan que todas las creencias supersticiosas son reliquias de una ignorancia prehistórica común en los seres humanos.”

image
Las páginas mecanografiadas por H.P. Lovecraft por encargo de Houdini

El cáncer de la superstición explora un amplio abanico de temas que van desde el culto a los muertos, los hombres lobo o el canibalismo y, según los expertos, bebe de la más pura esencia de Lovecraft, no en vano describe las supersticiones como elementos intrínsecos de la naturaleza de los humanos primitivos que “ignoraban las leyes de la naturaleza” y que “persisten sólo por la indolencia mental de aquellos que rechazan la ciencia moderna”. El cuerpo del texto se divide, a su vez, en subsecciones tituladas The Genesis of Superstition (El génesis de la superstición), The Expansion of Superstition (La expansión de la superstición) y The Fallacy of Superstition (La falacia de la superstición).

Informa The Guardian que, según S. T. Joshi, experto en Lovecraft, los capítulos del ensayo que se encargó al autor y también a otro escritor, C. M. Eddy, en realidad están compuestos por este último, dejando a Lovecraft la autoría de la sinopsis y las adiciones y correcciones posteriores del texto. Joshi sostiene que la primera de las secciones del texto, El génesis de la superstición, ya apareció junto a la sinopsis del libro en el volumen The Dark Brotherhood and Other pieces, firmado por el propio H. P. Lovecraft en 1966.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario