La internet oculta ya tiene su primera revista literaria

Normalmente se asocia la conocida como deep web o dark web a actividades oscuras, de dudosa legalidad o directamente delictivas. Esta asociación que hacemos los usuarios de internet está basada habitualmente en la no demasiada información que recibimos sobre el tema, tendente sobre todo a resaltar lo negativo de esa otra red. Si bien todo esto es cierto, también es importante destacar que no todo es así y que además de ser un lugar en el que esconderse de la indexación de los motores de búsqueda se pueden encontrar proyectos de la más diversa índole accesibles sólo mediante herramientas específicas que dan entrada a redes como la popular Tor.

image

Es ahí donde ha nacido The Torist, una revista literaria que aspira a ser consciente y responsable socialmente. La publicación debe su nombre a Tor, la red donde se mueve y el navegador que se necesita para poder encontrarla y acceder a sus páginas. La co-edita Robert W. Gehl, profesor asociado del Departamento de Comunicación de la Universidad de Utah junto con otra persona conocida tan sólo como GMH; su primer número se publicó hace ya dos semanas con una variada colección de ficción, poesía, ciencia ficción y ensayos.

Cuenta Gehl en una interesante entrevista que el proyecto se gestó en Galaxy, una red social de la deep web que enfatizaba en puntos como la privacidad de unos usuarios descontentos con las redes tradicionales, la constante vigilancia y su búsqueda de beneficios a través de la comercialización de sus datos personales. Esta idea condujo a varias discusiones sobre literatura y feminismo entre Gehl y los usuarios que llevaron a plantear el experimento de The Torist, que aporta la “unión de anonimato, encriptación, literatura y creatividad”, según el propio Gehl; y todo planteado también como punto de contraste y comparación con otros similares en la red abierta. La desaparición de Galaxy llevó a sus creadores a buscar ayuda y contribuyentes para la revista en redes sociales más convencionales, como explican en su primer número.  

Con la publicación de The Torist en la web oculta sus creadores querían destacar que en ella hay mucho más aparte de un terreno abonado para la proliferación de la delincuencia, con lo que también “[…] nadan contra la concepción popular existente respecto al anonimato y la encriptación”. Además, la intención es probar que se puede usar esa red como se usa la más conocida, pero siempre “manteniendo tu dignidad y el derecho a que no se interfiera con tu vida privada”.

Tras la aparición de la primera entrega, el equipo editor está de “vacaciones”, aunque tienen en la lista de espera más números para su publicación futura. Los contenidos de The Torist se publican bajo una licencia Creative Commons, con lo que se permite su copia y redistribución por parte de los lectores. Los creadores esperan que esto “signifique que los usuarios compartirán el PDF de la revista y que no permanezca en la Dark Web”. Al hilo de esta idea, los editores señalan que hay planes para que se publique en la web tradicional en un futuro, pero por el momento sólo será accesible con el navegador Tor. Desde Libros de Babel aplaudimos la iniciativa y os invitamos a buscar, leer y compartir la revista. Os proponemos que visitéis su sitio oficial en la web oculta, pero si no os da suficiente confianza, e inspirados en que sus autores animan a que se comparta, podéis leer su primer número debajo de estas líneas.

//e.issuu.com/embed.js

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario