El realismo mágico de Murakami inspira un videojuego en busca de financiación

Haruki Murakami, eterno aspirante a ganar el Premio Nobel de Literatura, sigue fiel a su, posiblemente involuntaria, lucha por ser inclasificable, más allá de abanderar una obra plena de mágica imaginación que enlaza de una manera única el conocido como “mundo real” con el que, según sus propias palabras está “al otro lado”. En este viaje por los caminos menos transitados de las letras, la obra de Murakami es el centro de la inspiración de Memoranda, un videojuego en dos dimensiones del género point and click que busca financiación en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. 

Memoranda Trailer #1 from Memoranda Game on Vimeo.

El estilo del juego se asemeja al de aventuras gráficas clásicas de LucasArts, estudio cerrado por Disney tras adquirir el imperio de George Lucas. Títulos como The Secret of Monkey Island, Day of the Tentacle, Maniac Mansion, Myst y otros son en buena medida la guía visual y estilística, además de narrativa, de Memoranda. Con este nuevo juego, el ocio electrónico da un paso más en su periplo para ser considerado una forma de arte tras haberse convertido en un medio potente y viable para crear formas narrativas complejas con historias que van mucho más allá del mero entretenimiento. 

La historia que nos cuenta Memoranda está protagonizada por una mujer que ha perdido y olvidado su nombre, lo que la obliga a buscar la razón de esta pérdida que, finalmente, puede terminar por eliminar por completo su memoria y, por ende, su identidad, algo que nos recuerda la película Memento, de Christopher Nolan. Este grave problema es algo que tienen en común todos los personajes del juego, ya que todos están perdiendo algo. La misión del jugador será ayudar a la protagonista a encontrar su nombre superando intrincados puzles. Todo transcurre en una pequeña ciudad en la que, según reza la descripción del videojuego, "hay tanto ordenadores portátiles como relojes de agua de bambú". También dice la descripción que “la ciudad tiene una arquitectura europea, pero eso no quiere decir que pertenece a algún lugar de Europa. Los personajes incluyen cualquier cosa, desde un soldado superviviente de la Segunda Guerra Mundial a un elefante que ha tomando refugio en la casa de un hombre con la esperanza de convertirse en humano”. Se puede afirmar que es, como mínimo, un universo curioso y atrayente. 

image

El proyecto surgió de la imaginación de los desarrolladores de Bit Byterz, un estudio de videojuegos independiente sito en Canadá. En su página de Kickstarter cuentan que la idea surgió tras un proceso de lluvia de ideas tres años atrás con la intención de crear un juego. Este brainstorming partía del acuerdo de que las historias de Murakami, concretamente más de veinte, serían la base del argumento del título. Los creadores confiesan su pasión por el autor nipón y la influencia decisiva de su particular forma de modelar universos y realidades confusos y surrealistas a la hora de crear la arquitectura visual y narrativa del videojuego. 

El proceso de financiación del proyecto se podría decir que ha sido un éxito, porque a once días de su finalización el 15 de noviembre ya ha llegado a 21.971 dólares canadienses, superando la cifra de 18.000 dólares que Bit Byterz estableció como mínima para la realización. Por tanto, todavía se puede contribuir a financiar esta pequeña joya desde unos humildes tres dólares hasta 2.600, lo que reporta al benefactor el puesto acreditado como productor ejecutivo del videojuego. Aunque si nos tenemos que quedar con una recompensa curiosa, si se aportan 150 dólares canadienses tendremos la oportunidad de tener a nuestro propio gato en el juego, algo que Murakami aprobaría. Si esta cifra se nos escapa del presupuesto, con tan sólo 25 dólares canadienses (unos 20 dólares de EEUU) tendremos una copia digital del título para PC, Mac o Linux, además de la banda sonora y un libro digital de arte del juego firmado por el equipo desarrollador. 

image

Una breve versión demo del juego se puede descargar desde la página del proyecto en Kickstarter para Mac o Windows; en ella el jugador podrá explorar algunas escenas, resolver algún puzle y responder al reto que plantea Bit Byterz de descubrir en qué historias de Murakami se inspiran. El ganador de esta pequeña competición será recompensado con un personaje en Memoranda. Nosotros ya hemos contribuido, ¿te apuntas?

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario