Más sobre el pago por página leída de Amazon, Oyster y el recorte del catálogo ‘romántico’ de Scribd

image

Hace unos días comentamos la medida que Amazon ha decidido implantar desde este mes para calcular cuánto paga a sus autores. Aunque, como explicamos, el pago por página leída solamente afecta a las obras inscritas en los programas Kindle Unlimited y el de préstamo, la noticia ha causado cierto revuelo entre los autores y también entre otras compañías que ofrecen una tarifa plana de lectura a sus usuarios. 

En este artículo de Observer hablan de Amazon y de las repercusiones de esa política de retribución y, sobre todo, de cómo funciona el pago a los autores cuyas obras están disponibles en ambos programas. El dinero que reciben sale de ese fondo establecido por Amazon para pagar a todos esos escritores y cuya cuantía determina mes a mes la compañía:

“…how does Amazon determine the size of the pool of funds from which it pays authors in the two pools of borrowed books?”.

En este otro texto del Authors Guild estadounidense se insiste en que el cambio del modo de pago (de pasar de abonar por préstamo o por lectura al abono por página leída) supone cierta mejora, pero no soluciona el problema de base:

“The new regime leaves intact Amazon’s unfortunate practice of paying indie authors out of an arbitrarily-determined royalty pool, a zero-sum practice which pits self-published authors against one another in a scramble for readers. With a finite amount of money to go around each month, one author’s gain is another’s loss”.

Tampoco suaviza las duras condiciones que Amazon impone a quienes publican sus libros en su plataforma, muy similares a las de las editoriales tradicionales:

“This is also a powerful reminder that traditional publishers […] aren’t the only ones who offer writers take-it-or-leave-it publishing contracts. The changes Amazon makes to the terms it offers indies are imposed unilaterally; writers don’t even have a chance to negotiate”.

El método de Oyster para pagar a sus autores

En Observer han querido saber cómo pagan a sus autores otras compañías que cuentan con modelos de suscripción similares, y han preguntado en Oyster. Según explican, mientras que en Amazon los escritores autopublicados son mayoría, en Oyster la mayor parte de los títulos que ofrecen a sus abonados provienen de editoriales tradicionales (aunque también hay obras independientes). También difieren en la forma en la que abonan los derechos a los escritores:

“In subscription, every deal is different , but in general we pay publishers based on the digital list price of the book when a certain percentage of a book is read on Oyster. Publishers in turn pay authors based on their royalty agreements—we don’t have any sort of set “pool” of payments that gets divided between authors”.

Es decir, no hay un fondo a repartir entre quienes firman las obras leídas en la plataforma: si la gente lee más, Oyster paga más a los autores. Simple.

image

Scribd recorta su catálogo de suscripción, sobre todo las novelas románticas

Y aunque no esté relacionado directamente con el pago por página leída de Amazon, sí que tiene que ver con el tema de los servicios de suscripción de libros. Scribd, otra plataforma que ofrece tarifa plana a sus usuarios, ha anunciado un significativo recorte de su catálogo. El tijeretazo afectará a casi todos los géneros, pero especialmente al de las novelas románticas

¿Por qué las novelas románticas? Porque los lectores que siguen este género leen mucho. Demasiado para que el modelo de Scribd sea sostenible.

Eso es al menos lo que sostienen desde Smashwords, que estima que el 80-90% de los libros románticos y eróticos que tienen disponibles en la plataforma desaparecerán. Según dicen, no está claro cuál será el criterio para decidir qué libros siguen y cuáles no, aunque creen que es una cuestión de precio. Si los libros son baratos (cuatro dólares o menos) o gratis, se quedarán. Scribd paga a los editores por cada libro leído en su servicio, y los lectores intensos son claramente malos para el negocio. 

Tal revuelo se ha montado entre los usuarios que el CEO de Scribd, Trip Adler, ha publicado un comunicado en el blog de la compañía para dejar claro su compromiso con los lectores de novelas románticas.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario