La primera edición ilustrada de ‘La guerra de los mundos’

image

Cuando en 1903 el ilustrador brasileño Henrique Alvim Corrêa leyó La guerra de los mundos de H. G. Wells, quedó tan impresionado por la historia de la invasión marciana que tomó lápiz y papel y creó una serie de ilustraciones para la novela. No le resultó difícil poner en imágenes las visiones creadas por Wells porque lo que el escritor describía encajaba a la perfección con algunas de sus obras previas. Con sus dibujos bajo el brazo fue a Londres a enseñárselos al autor, al que no conocía y al que fascinó su trabajo. Tanto, que le encargó que ilustrase la inminente edición especial francesa que preparaba L. Vandamme.

Alvim Corrêa trabajó durante dos años en las 32 ilustraciones que adornaron aquella edición de 1906, de sólo 500 ejemplares (firmados por el artista). Por desgracia, el singular ilustrador no pudo disfrutar demasiado del éxito de aquel trabajo. Murió poco después, en 1910, a los 34 años, víctima de la tuberculosis. Durante décadas su obra y su talento fueron ignorados, salvo por círculos reducidos y amantes de H. G. Wells. En los años 70 historiadores del Arte brasileños le redescubrieron y sus creaciones se expusieron en las décadas siguientes en diversos museos de su país.

image

El nombre de Alvim Corrêa volvió a salir a la luz hace unos días por la subasta de las ilustraciones originales de La guerra de los mundos, por desgracia no como lote, sino individualmente, así que la colección puede haberse desperdigado por medio mundo. Siempre podemos disfrutar de sus versiones digitalizadas, disponibles en la web de la casa de subastas. Más información sobre la vida de Alvim Corrêa, en The History Blog.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario