Un libro con sentimientos

image

¿Qué quieren los libros? Ser leídos, mirados, tocados, queridos. No quieren estar cogiendo polvo en una estantería, ni olvidados en una caja, ni (mucho peor) calzando mesas. Los libros, como nosotros, quieren atención y cariño, que no nos olvidemos de ellos.

Esa fue la idea de la que partieron los diseñadores del estudio Oak & Morrow cuando les propusieron hacer la portada del anuario del Art Directors Club Nederland: crear una cubierta capaz de interactuar con el lector, de mostrar emociones. Éste es el resultado:

La portada se compone de cuatro capas en las que usaron tinta térmica.
La primera capa, la negra, en la que se lee Rhetoric as the Art
of Design,
es la que se puede ver sin tocar el libro, cuando está, por ejemplo, en una estantería. Si una persona coge el
libro entre sus manos y su calor corporal entra en contacto con la tinta
térmica, poco a poco se van desvelando las otras tres capas, que
representan tres elementos de la retórica: pathos, ethos y logos. Las
cuatro capas serán visibles mientras el libro reciba calor. Cuando el
lector lo vuelva a dejar en la estantería volverá, lentamente, a
apagarse.

Más información sobre el proceso y las ilustraciones de las distintas capas en la web de Oak & Morrow.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario