El ‘smartwatch’ de Waterstones

Vivimos un momento en que la tecnología nos rodea, casi nos agobia. Las novedades son constantes y es complicado mantenerse al día con tanto avance. Uno de los últimos tiene que ver con los relojes inteligentes que, sincronizados con nuestros smartphones o de forma independiente, monitorizan variados aspectos de nuestra vida y, según se dice, nos ayudan a mejorar algunas facetas. El cenit de este maremágnum lo ha protagonizado la salida al mercado del Apple Watch que, como suele pasar con la casa de la manzana, está arrasando en ventas.

Podría decirse que el mundo de los libros es un ámbito ajeno a este tipo de cuestiones, pero nada más lejos de la realidad. Los lectores disfrutamos de estos gadgets en la forma de libros electrónicos, apps de lectura y también software de creación de libros, todo adaptado a la más diversa oferta de cacharros y caprichos tecnológicos. El mercado de lo vestible, de lo wearable, de los smartwatches no podía ser menos. La librería británica Waterstones se ha puesto manos a la obra y ha creado su propio reloj inteligente: el Waterstones Watch.

Según Waterstones, su reloj está basado en un diseño único, con un aspecto familiar, fácil de usar, con pantalla en alta resolución multicapa que tiene un gran parecido al papel, tanto que en la firma dicen que es así “porque ES papel”. La idea de la librería es innovar y acercar a los lectores nuevas formas de leer los libros. El reloj, además, es retrocompatible y se pueden usar y leer en él libros tan antiguos como la imprenta, e incluso más. 

Por si no os habíais dado cuenta, todo esto no es más que una broma, una broma elegante y cargada de ironía. Lo que pretende la librería es promocionar los libros y lo hace de una forma de lo más divertida y, creemos, efectiva. Desde Libros de Babel estamos a favor de los avances tecnológicos que nos ayuden a mejorar nuestras vidas y pensamos que el smartwatch de Waterstones lo hará o, al menos, nos hará esbozar una sonrisa. No hay más que ver el vídeo.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario