Quemas de libros a lo largo de la Historia

A cuenta de la reciente quema de miles de manuscritos y libros raros (y también la biblioteca de Mosul) y la destrucción de obras artísticas milenarias que está llevando a cabo el Estado Islámico en Iraq, en The Daily Beast repasan la infame historia de la quema de libros (y en no pocas ocasiones también de sus autores) a lo largo de los siglos, desde los babilonios en Nínive allá por el siglo VII a. C. hasta las últimas protestas contra Cincuenta sombras de Grey.

En ese recorrido por la barbarie cultural (y la estupidez) tienen un papel protagonista los nazis, que hicieron de la quema de libros de autores molestos casi un pilar programático y, por supuesto, las grandes religiones (muy interesante este segmento del reportaje), que nunca han llevado bien que les lleven la contraria, especialmente si los opositores están en sus propias filas. Y, como dice el autor, la tontería de quemar cosas que supuestamente van en contra de la religión de un grupo particular no se remonta sólo a la Edad Media. Hay ejemplos mucho más recientes.

Sin embargo quemar un libro no es más que eso, quemar un libro. Las ideas son ignífugas, como decía el cordobés Averroes:

The Arab philosopher Averroes, who was largely responsible for preserving the legacy of Aristotle in Western thought, fell out of favor with the ruling authorities at the end of the 12th Century, and his writings were ordered to be burned. As he stood watching the blaze, he told one of his students who was openly weeping, “Today I cry over our situation … but the ideas have wings.”

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario