Manías de lectores

observed reader

Foto: Julian Ortiz

En el blog de Libros en Red recopilan algunas de las manías que solemos tener los lectores, como subrayar, anotar o doblar esquinas (nada de esto hacemos nosotros, que conste), llevar siempre un libro (o varios) encima, sean impresos o digitales, no irse nunca a dormir sin haber leído algo, por poco que sea…

La lista completa es interesante, aunque aquí sólo destacamos aquellas que compartimos. 

No subrayar ni intervenir en lo más mínimo el espacio sagrado de la página impresa (y advertir a quienes les prestamos los libros que se abstengan de cometer tal herejía).

Usar tickets, boletos, hojas secas de los árboles o vulgares señaladores para marcar las páginas.

Elegir un libro para cualquier viaje en transporte público, incluso uno de 10 minutos. O más de un libro, por si alguno no “funciona”.

Identificar los libros propios.

Comprar más de una edición de un libro favorito. Tenerlo en versión de bolsillo, en tapa dura, en e-book, ilustrado…

Esta selección, sin embargo, necesita una precisión: no prestamos nuestros libros. Si queremos que, por ejemplo, algún amigo lea uno que le puede gustar, le regalamos un ejemplar. Hemos perdido ya demasiados.  

Además, añadiríamos una manía más a la lista: nos gusta cotillear qué leen aquellos con los que nos cruzamos en autobuses, trenes, aviones o cafeterías. Lástima que los ebooks lo hagan más difícil… 

¿Se os ocurre alguna que añadir? ¿Qué manías tenéis como lectores?

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario