Las portadas de ‘Lolita’

image

La novela de Vladimir Nabokov Lolita no sólo es polémica por su contenido y la historia que cuenta, sino también por cómo se ha vendido por las editoriales desde su publicación. Al parecer el autor dejó instrucciones precisas de cómo quería que fuese la portada del libro. Instrucciones que las editoriales, sobre todo a partir del estreno de la adaptación de Stanley Kubrick, han ignorado sistemáticamente. Esto es lo que Nabokov quería, según leemos en New Yorker:

“I want pure colors, melting clouds, accurately drawn details, a sunburst above a receding road with the light reflected in furrows and ruts, after rain. And no girls”. He also said, “Who would be capable of creating a romantic, delicately drawn, non-Freudian and non-juvenile, picture for LOLITA (a dissolving remoteness, a soft American landscape, a nostalgic highway—that sort of thing)? There is one subject which I am emphatically opposed to: any kind of representation of a little girl”.

El artículo de New Yorker incluye una galería con algunas de las portadas que diversos artistas enviaron para un proyecto de rediseño (el Lolita Book Cover Project) y entrevista a John Bertram, autor de un interesante volumen, Lolita – The Story of a Cover Girl: Vladimir Nabokov’s Novel in Art and Design, que aborda en detalle la historia y la evolución de las cubiertas de la obra.

También se insiste en qué quería Nabokov (que las cubiertas reflejasen la historia del libro: el protagonista, el sujeto, es Humbert Humbert; Lolita no es más que el objeto de su deseo) y en cómo las editoriales han preferido casi siempre poner en la portada una adolescente, a ser posible en actitud sugerente. Se ve que las adolescentes venden más que los adultos pervertidos.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario