¿Literatura de género vs literatura ‘seria’? Ya no es tan fácil

Science fiction 2

Foto: Glamhag

La tradición crítica anglosajona clasifica las obras narrativas de ficción en dos grandes grupos: la genre fiction o popular fiction, que a su vez se divide en los géneros tal como los conocemos (policiaco, terror, ciencia ficción, fantasía, romance…), y la literary fiction, que es lo que viene a ser la literatura seria, la que los críticos consideran buena. Según dicta esa misma tradición, en la ficción de género lo más importante es la trama y en la ficción literaria, los personajes. En España también hay una división similar, y es habitual que las librerías separen las novelas de género en sus secciones individualizadas y que el resto, es decir, lo considerado serio, caiga directamente bajo el epígrafe literatura, sin más.  

Por suerte, al menos en el mundo anglosajón, esas etiquetas constrictoras comienzan a diluirse, porque algunos críticos y estudiosos se han dado cuenta (a buenas horas) de que hay novelas populares, de género, que se pueden considerar literarias. Además, estas historias suelen combinar rasgos de varios géneros dificultando su clasificación (y el etiquetado que tanto gusta a los críticos) y haciendo necesarios nuevos términos y un uso conceptual más amplio para los viejos.

Ya no basta con decir ciencia ficción. Ahora hay que especificar si algo es distópico, utópico o ecotópico; apocalíptico o postapocalíptico; si muestra universos paralelos, multiversos o metaficción; si es ficción especulativa, realismo mágico, fabulismo de nueva generación o slipstream

En Book Riot explican, con ejemplos, todos estos nuevos géneros (o subgéneros) y los matices (a veces muy tenues) que marcan las fronteras entre uno y otro. ¿Algún género más que añadir a la lista?   

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario