James Franco protagonizará la adaptación televisiva de ’22/11/63′, de Stephen King

El actor James Franco interpretará el papel de Jake Epping, personaje principal de la serie de televisión que adapta la novela 22/11/63, publicada en 2011 por el prolífico Stephen King. La miniserie, de 9 horas de duración y que se emitirá en la cadena Hulu, estará producida por Bad Robot, la compañía de J. J. Abrams, que también ejercerá de productor junto a King y Franco, y Warner Bros TV.

Bad Robot coge así el testigo de Jonathan Demme, que anunció su intención de adaptar la historia al cine en 2011, aunque abandonaría el proyecto al año siguiente por las desavenencias con King sobre el guión.

Embed from Getty Images

La novela propone un viaje en el tiempo a finales de los años 50 con la excusa de evitar el asesinato de John Fitzgerald Kennedy (y, con ello, la Guerra de Vietnam y la muerte de Martin Luther King). El involuntario viajero en el tiempo es Jake Epping, un profesor de instituto con el que su amigo Al Templeton, dueño de una cafetería, comparte un secreto que ha guardado durante años: en la despensa de su establecimiento hay un portal que permite viajar a septiembre de 1958).

Al, enfermo terminal de cáncer, delega en Jake la responsabilidad de detener a Lee Harvey Oswald y le explica las reglas de esa extraña puerta al pasado:
siempre se viaja al mismo punto en el espacio-tiempo; no importa cuánto
tiempo se permanezca en el pasado, al volver sólo habrán transcurrido
dos minutos; es posible cambiar cosas en el pasado, pero todos los
cambios se desharán cuando regrese al presente y la historia seguirá sin
más su curso; al pasado no le gustan los cambios, y hará todo lo
posible por impedir que su misión tenga éxito.

Jake acepta la
responsabilidad de detener a Oswald, pero por el camino tratará de
arreglar
unas cuantas cosas más. Por desgracia, cada evento que enmiende
tendrá consecuencias, muchas de ellas desafortunadas.

Con la
excusa del viaje en el tiempo, la novela propone un viaje al Estados
Unidos (Dallas y la ficticia Derry, entre otros lugares) de finales de
los 50 y principios de los 60 y, sobre todo, una historia de segundas
oportunidades, un relato en el que la Historia con mayúsculas sirve de
marco a muchas historias cotidianas, que no siempre terminan bien. 

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario