Clásicos infantiles prohibidos en EEUU

image

Incluir animales que hablan (algo considerado un “insulto a dios”), palabras malsonantes, ser un mal ejemplo para los niños, incitarles a consumir drogas o ser “demasiado deprimente” (El diario de Anna Frank). La colección de libros infantiles que han sido prohibidos en Estados Unidos en algún momento es sorprendente y algunos de los motivos, hilarantes (o lo serían si no fuese algo tan serio como prohibir libros, algo que casi nunca está justificado). La lista, recopilada por Buzzfeed, termina con un caso especialmente llamativo: el Diccionario Merriam-Webster. ¿El motivo? Que incluye la definición de sexo oral.

Si te ha gustado, compártelo
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario